TomTom se renueva con TomTom Maps: mapas siempre actualizados

TomTom, la editora de mapas para sistemas de navegación, ha renovado por completo su modelo de negocio con el lanzamiento de TomTom Maps. Esta nueva plataforma se basará en los datos proporcionados por socios y colaboradores de todo tipo, incluidos los que contribuyan a su código abierto. El objetivo es ofrecer mapas mucho más detallados y actualizados, y de manera más rápida.

Mapa de carreteras

La compañía dice de esta evolución que es una de las decisiones más definitorias y revolucionarias de su historia. TomTom llegó a nuestras vidas hace unos treinta años y rápidamente se hizo un nombre a principios de siglo con sus dispositivos GPS portátiles, que revolucionaron un mercado basado hasta aquel momento en costosos sistemas a bordo.

El dispositivo GPS pasó a ser un elemento separado que podía instalarse en cualquier coche: toda una revolución en la época. Las cifras nos permiten hacernos una idea de lo que fue el TomTom a principios de los 2000: desde entonces hasta hoy se han vendido 100 millones de dispositivos .

TomTom, empresa experta en geolocalización, estableció en su momento un novedoso sistema (el MapShare Reporter) que permite a los clientes informar errores de mapas, de manera que se realizan actualizaciones al momento y la comunidad se beneficia de cada nueva información. Años más tarde, TomTom se convirtió en editora de mapas digitales al adquirir Tele Atlas, una de las pioneras del sector en Europa. Más de 600 millones de clientes utilizan sus soluciones, tanto en automóviles como con teléfonos inteligentes.

En su estrategia para competir con Here (propiedad mayoritaria de fabricantes alemanes -Audi, BMW y Mercedes-), TomTom pretende jugar la carta de la cooperación y hacer una llamada a la comunidad para desarrollar y perfeccionar los mapas del mañana mediante un proceso conjunto y colaborativo.

Cómo elaborar los mejores mapas

Cada vez es más difícil y costoso hacer mapas. Desde hace un tiempo, ya no basta con referenciar carreteras y puntos de interés, ni integrar el tráfico con la hora estimada de llegada. Ahora necesitamos datos sobre estaciones de carga de vehículos eléctricos (con tipo de cable, capacidad de carga y disponibilidad) y una orientación más precisa para facilitar la circulación de los futuros vehículos automatizados.

En 5 años ha habido más cambios en este sector que en los 15 anteriores. Los editores actuales deben diversificar sus fuentes de suministro y recuperar, por ejemplo, los datos de los vehículos en circulación a través de sus sensores (incluido el LIDAR, el sensor láser más común para vehículos autónomos). El objetivo de TomTom es recuperar más datos, pero con un doble enfoque. Por un lado, dispondrá de “superfuentes”, empresas colaboradoras y otros socios que suministrarán cantidades masivas de información y utilizarán sistemas de alta tecnología. Por el otro, realizará una apertura hacia el código abierto, en particular con la iniciativa Open Street Map.

Este proyecto colaborativo de mapeo en línea fue fundado en 2004. Ha permitido construir una base de datos geográfica gratuita en todo el mundo, utilizando en particular el sistema GPS. Su gran fortaleza proviene del hecho de que son los usuarios quienes realizan las actualizaciones, de modo que se ha construido una comunidad de más de un millón de conductores que envían informaciones todos los días.

Millones de aficionados utilizan este sistema para añadir un sinfín de detalles, que pueden ser, por ejemplo, los comercios situados en las calles, los ciclocarriles, etc. Es el equivalente de la Wikipedia para mapas.

Mapeo cooperativo y adaptable al automóvil

La intención de TomTom con TomTom Maps es acercarse a esta gran comunidad y en particular a los desarrolladores de nuevos servicios. El plan consiste en abrir el acceso de su base de datos a estos cartógrafos aficionados -que son libres de usar, descargar y remezclar todos los datos, incluso con fines comerciales-, y proporcionarles un kit que les permita integrar toda la información sobre una base que incluye carreteras y edificios.

La nueva plataforma TomTom Maps también integrará inteligencia artificial para detectar de manera automática los cambios que se deben realizar en los mapas. De esta forma, la compañía podrá ofrecer los mapas “más inteligentes” del planeta, siempre actualizados y listos para satisfacer las aplicaciones de guiado más exigentes.

Algunos cambios en TomTom

La cofundadora de la compañía, la francesa Corinne Vigreux, anunció recientemente una serie de cambios en la compañía. Entre ellos, el lanzamiento de un TomTom 2.0 y el rediseño del logo, las tradicionales manos enguantadas de color rojo brillante, que ha sido sustituido por un punto clavado en un mapa en referencia al símbolo de ubicación que todos conocemos. Es cierto que a veces una imagen dice más que mil palabras.

La empresa tiene como objetivo generar una facturación de 600 millones de euros en tecnología de localización para el año 2025. ¿Cómo lo hará? Abriendo nuevos mercados y fomentando la aparición de nuevos servicios basados ​​en mapas ultradetallados.