Sueño y cambio de hora: un factor de riesgo

Según informa la Dirección General de Tráfico (DGT), el cambio de hora de la  madrugada de este domingo, 28 de marzo, puede provocar desajustes en nuestro organismo, como fatiga, sueño o distracciones, que pueden tener repercusión, lógicamente, en la seguridad vial.

Los tres o cuatro días siguientes se pueden producir alguno de los síntomas descritos que pueden afectar a la conducción diaria, porque el ritmo de vida sigue siendo el mismo aunque las horas no concuerden. Si es propenso a las migrañas o el estrés, tenga especial cuidado esos días a la hora de conducir el coche, porque puede estar más sensible a tener episodios de dolor.

Es importante seguir un horario más o menos estable de comidas y horas de sueño, siempre descansando las ocho horas recomendadas. En cuanto a la dieta, evitar la cafeína ayudará a no trastocar más el organismo. Especialmente, además, si tiene pensado irse de viaje en los próximos días.

Somnolencia y accidentalidad

El sueño al volante es una circunstancia que se relaciona con una gran cantidad de accidentes de tráfico, siendo la somnolencia diurna la primera causa en un 30% de estos, especialmente en el sector profesional. Los conductores que presentan un elevado riesgo de accidentes por sueño son fundamentalmente conductores que trabajan a turnos, jóvenes, los que presentan enfermedades relacionadas con el sueño y los que circulan bajo efectos de alcohol y/o drogas.

Las alteraciones más importantes producidas por la somnolencia y que afectan a la conducción son: incremento del tiempo de reacción; menor concentración y más distracciones; toma de decisiones más lentas y más errores; alteraciones motoras, sensoriales y de percepción; movimientos más automatizados; aparición de microsueños; cambios de comportamiento.