Se disparan las matriculaciones de coches eléctricos de renting

Los coches eléctricos se consolidan como una opción cada vez más sostenible. La incertidumbre actual que vive el mercado automovilístico a causa de la polémica por las emisiones de algunos carburantes y las restricciones de tráfico, está provocando que muchos conductores tengan dudas a la hora de adquirir un vehículo. La penalización a la que se está sometiendo los coches diésel y las limitaciones que están sufriendo muchos vehículos a la hora de acceder al centro de las grandes ciudades cuando se produce concentración de gases contaminantes en el ambiente está llevando a un crecimiento importante en la demanda de coches eléctricos de renting.

Las cifras lo reflejan claramente: durante el último año, los coches eléctricos de renting han aumentado un 180%. El 2,2% de los coches de renting matriculados son eléctricos, mientras que en el mercado global representan sólo el 1,3% de las matriculaciones.

Swipcar, una de las plataformas online de renting, ya dispone de 6 modelos distintos de coches 100% eléctricos entre su amplia oferta de más de 70 modelos de vehículos para conductores particulares y profesionales.

Los coches eléctricos, además de no emitir ninguna emisión de gases contaminantes durante su funcionamiento (gozan del certificado medioambiental Cero Emisiones), se ven beneficiados de diversas ventajas como: sufren menos averías mecánicas al no tener motor ni cambio de marchas, el mantenimiento queda reducido a chequeos periódicos, ahorro muy considerable en carburante al poderse cargar la batería en casa a un precio aproximado de 1€ los 100 km de autonomía, bonificación en el pago de impuestos, descuentos en aparcamiento y peajes y acceso permitido a las grandes ciudades en circunstancias de restricción por altos niveles de contaminación.