Renault 5 Diamant, una joya de 50 años

Con motivo del cincuenta aniversario del Renault 5, el coche del pueblo con excelencia, con más de 5 millones de ventas en el mundo, la marca del rombo se asoció con el diseñador Pierre Gonalons para “restaurar” el ícono de los años setenta. Para celebrarlo por todo lo alto con el nuevo Renault 5 Diamant.

Renault 5 diamontDesde el año pasado, la nostalgia se ciñe sobre Renault, por iniciativa de Luca de Meo, actual CEO del potente grupo de empresas de la automoción francés. Además del más que probable regreso de un 4L, en forma de SUV, en los próximos años, el prototipo de un nuevo Renault 5 100 % eléctrico había declarado oficialmente su existencia en 2021, con la promesa de sustituir al Zoe en 2024. Este año, Renault y el diseñador Pierre Gonalons abordan el modelo original, nacido en 1972, para ofrecernos este Renault 5 Diamant, un show car eléctrico en el que han trabajado los mejores diseñadores y artesanos franceses.

Una verdadera obra de arte

Clic en la imagen para visualizar el video

Del viejo cincuentañero original no queda mucho, ya que los cambios son profundos en esta revisión del modelo. Las aperturas del Renault 5 Diamant han sido todas remodeladas, al igual que el capó, que ha quedado desprovisto de ópticas. Estas están ligeramente desplazadas, como luces antiniebla, para resaltar sus facetas inspiradas en joyas. Un tema también aplicado a las luces traseras verticales y un alto nivel de refinamiento que también se refleja en las esferas de latón dorado con oro pálido, alojadas en las puertas y el portón trasero como un guiño a los pulsadores originales.

La parte trasera del Renault 5 Diamant se simplifica considerablemente con la migración de la matrícula al escudo dorado, a lo que el parachoques delantero parece responder por efecto espejo. Este tinte se extiende a la parrilla y los extractores de aire, que sobresalen de las luces traseras, así como a los espejos, que son mucho más compactos. Si bien el conjunto está pintado en pintura rosa con pigmentos dorados, este R5 no olvida rendir homenaje al pasado deportivo de este coche urbano equipándose con las llantas anchas de la versión Alpine, en una reinterpretación más elegante flanqueada por el emblema del Rey Sol, como eje central.

Un interior refinado

El habitáculo es igual de atractivo y refinado, con un toque de locura añadido. Así lo demuestra el volante en forma de pretzel realizado en mármol reciclado sobre tubos de carbono, en aras de la ligereza. Un material también aplicado al portaobjetos central, en cuyo extremo se asienta la palanca de cambios. El pomo de la palanca adopta la forma de las manetas exteriores, pero también interiores, en medio de paneles de puertas completamente lisos y de un blanco inmaculado retomado para el salpicadero.

Sin nada en común con el habitáculo del R5 original, este show car es un guiño al pasado, pero enfocado en el futuro. Incorpora muchas tecnologías, como, por ejemplo, un lector de huellas digitales colocado en las puertas, tres contadores circulares digitales y un sistema de información y entretenimiento concentrado exclusivamente en un smartphone (sin olvidar el motor, 100 % eléctrico). En efecto, la navegación se basa en un smartphone que tiene dedicada una estación de conexión hecha con crin de caballo por la empresa LeCrin, de mucho renombre. Por su parte, las butacas utilizan tejidos del editor textil Métaphores, muy prestigioso. Finalmente, es a uno de los últimos fabricantes de tapices de arte francés a quien se le encomendó la alfombra de suelo de lana mohair: la histórica casa Pinton, con sede en Aubusson.

Se trata pues de un vibrante homenaje que este Renault 5 Diamant rinde a su antecesor. Con este primer vistazo al futuro del R5 nos están preparando para el modelo de producción previsto para 2024. Los que tengan prisa esperarán a septiembre para intentar adquirir este ejemplar único, con motivo de una subasta. El 50 % de los beneficios que se obtengan serán donados a una asociación. Dada su exclusividad, está claro que los precios podrían dispararse.