Precauciones para conducir con altas temperaturas

Durante este verano se han batido récords de altas temperaturas  en Europa. A pesar de la pandemia COVID-19, el lógico aumento de los desplazamientos vacacionales durante el mes de agosto, expone a los vehículos, conductores y pasajeros a las inclemencias del tiempo en forma de ola de calor. A continuación recopilamos una serie de recomendaciones publicadas por la DGT a tener en cuenta para maximizar la seguridad y el confort en los desplazamientos de verano en carreteras y autopistas.

En condiciones de altas temperaturas, es aconsejable adoptar precauciones complementarias, ya que el calor eleva la temperatura dentro del habitáculo y puede alterar la capacidad del conductor, causarle fatiga y producir agresividad, tensión y nerviosismo:

  • Airee el vehículo: Antes de empezar a conducir, baje las ventanillas del coche para airear el habitáculo e igualar las temperaturas interior y exterior.
  • Aire acondicionado: Si enciende el aire acondicionado, baje las ventanillas durante los primeros segundos para expulsar al exterior el aire caliente.
  • Temperatura: Mantenga la temperatura del climatizador entre 22º y 24° para evitar enfriamientos por cambios bruscos de temperatura con el exterior. Evite orientar las toberas hacia la cara y el pecho.
  • Evite las horas de más calor: Programe sus salidas evitando las horas de más calor.
  • Ropa cómoda: Utilice ropa cómoda y holgada y un calzado que sujete adecuadamente el pie.
  • Hidrátese: Lleve bebidas frescas no alcohólicas. Beba con frecuencia, sin esperar a tener sed. Lo mejor, agua o zumos de fruta. No consuma absolutamente nada de alcohol si se va a conducir: disminuye los reflejos, crea una sensación de euforia y una falsa seguridad, incluso en los niveles más bajos.
  • Comer: Es conveniente ingerir una alimentación ligera, rica en proteínas y vitaminas, evitando las comidas grasas.
  • Descanse: Pare cada 200 km o 2 horas para hidratarse, airear el vehículo y relajarse.
  • Fatiga: Si en cualquier momento detecta síntomas de fatiga o somnolencia, pare inmediatamente para descansar o dormir.
  • Sombra: En las paradas, procure detenerse en zonas de sombra. Si para al sol, no deje a personas mayores, niños o animales dentro del vehículo.
  • Que el motor no se caliente. Vigile la temperatura del motor del vehículo.