El permiso de conducir B automático y sus características

En la actualidad los vehículos con transmisión automática son más populares que nunca. Gracias a su comodidad, eficiencia y constante mejora a lo largo de los años, la mayoría de los fabricantes ofrecen cada vez sistemas más sofisticados y refinados. Por ese motivo, cada vez hay un mayor número de conductores que prefieren conducir coches equipados con transmisiones automáticas, como ya es la norma en otros países como Estados Unidos, donde aproximadamente el 90 % de los vehículos son automáticos. Estos conductores necesitan el permiso de conducir B automático.
En EE.UU, el permiso de conducir no requiere usar un coche manual, es decir, no es necesario aprender a usar el embrague y la palanca de cambios, que es a lo que estamos acostumbrados los conductores en España.

Cambio para carné B automáticos

Desde hace varios años ya es posible obtener el permiso de conducir B automático, es decir, un permiso exclusivamente para los vehículos con transmisión automática. Esto no es ninguna novedad, -como ya decíamos antes, lleva vigente muchos años en otros países como Estados Unidos, pero también en Reino Unido y Francia. En nuestro país el permiso de conducir B automático ha pasado desapercibido y son pocos los usuarios que saben de su existencia.

El permiso exclusivo para conducir coches automáticos es una opción que puede resultar atractiva para usuarios que puedan tener dificultades a la hora de manejar un vehículo con transmisión manual, ya que la transmisión automática permite facilitar el proceso de aprendizaje, al eliminar una tarea importante que tiene que hacer el conductor de vehículos no automáticos. Solo se debe usar un pie y la atención del conductor puede estar focalizada en otros aspectos de la conducción segura. No solo es más sencillo, sino que la conducción en sí resulta más cómoda, especialmente si se circula por la ciudad. Además, son muchas las familias que poseen únicamente vehículos automáticos, y en estos casos no existe la necesidad de aprender a usar una caja de cambios manual.

¿Dónde se puede obtener el permiso de conducir B automático?

El permiso de conducir B automático se puede obtener, al igual que el permiso tradicional, en una autoescuela, si bien es cierto que hay que asegurarse de que cuente con esta modalidad, ya que no todas la ofrecen. Esto se debe a que la autoescuela debe disponer de un vehículo automático adaptado y aceptado por la Dirección General de Tráfico, que impone una serie de requisitos y exigencias.

Es importante destacar, eso sí, que el precio suele ser ligeramente superior para este permiso, ya que obliga a las autoescuelas a disponer de este tipo de vehículos exclusivamente para los pocos -todavía- usuarios que los requieren.

¿Qué podemos hacer con el permiso de conducir B automático y cuáles son sus límites?

A priori, las diferencias con respecto al permiso B tradicional para obtener el carné son nulas: es necesario pasar las mismas pruebas, desde el reconocimiento médico, pasando por el examen teórico hasta llegar por último al examen práctico.

Tanto el examen teórico como el examen práctico son idénticos; se evalúan los mismos conocimientos y se mantiene el mismo formato tipo test para el teórico. En el práctico, la prueba se desarrollará de la misma manera, solo que, evidentemente, con un coche automático.

Una vez aprobados los exámenes, el permiso de conducir B automático cuenta con las limitaciones del carnet B genérico, como por ejemplo los 3.500 kg de MMA, a las que, lógicamente, en el caso del automático se añade la de que no será posible circular con un vehículo de transmisión manual bajo ninguna circunstancia.

Si se han realizado las pruebas con un vehículo automático queda reflejado en el registro de la Dirección General de Tráfico y, por consiguiente, en el carné de conducir, por lo que los conductores que tengan este permiso y circulen con un vehículo manual estarán cometiendo una infracción de tráfico y se expondrán a multa y pérdida de puntos. Una línea más que añadir a la tradicional lista de las posibles multas que nos pueden poner en función de las infracciones que cometamos.

Estos conductores también se expondrán a que el seguro no cubra sus gastos, propios y a terceros, si se ven implicados en un accidente.

Posibles cambios legales a la vista

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha dado muestras, mediante declaraciones de su director General, Pere Navarro, de que está estudiando la posibilidad de suprimir las diferencias actuales en el permiso de conducir B. Tras los cambios de la normativa, el carné de conducir no distinguiría entre las personas que han realizado las prácticas y examen con un vehículo manual de las que lo han hecho con vehículos automáticos.

Entre los motivos que pueden impulsar esta medida prevalecen los siguientes:

  • Los coches híbridos y eléctricos cuentan con cambio automático.
  • Mantener la actual normativa obliga a las autoescuelas a comprar vehículos menos ecológicos y de elevado consumo, lo que va en contra de cualquier norma de sostenibilidad en el transporte rodado.
  • La evolución lógica del mercado es que desaparezcan los coches de cambio manual por el auge de híbridos y automáticos e incluso por sus características técnicas, que son cada vez más populares.

Por su parte, la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) ya hace tiempo que reclama a la DGT la no discriminación por tipo de vehículo para los exámenes de carné tipo B, que permitiría la compra de vehículos más sostenibles, con menor consumo y menor impacto ambiental.