Nuevas medidas contra la contaminación de vehículos

El escándalo del trucaje sobre los niveles de contaminación  en motores diésel ha supuesto un antes y después en la industria de la automoción. Además del descrédito de ciertos fabricantes y sus pertinentes sanciones, se ha instalado un estado de vigilancia para evitar futuras infracciones.

En el caso de España, tal y como recoge  El Boletín  la sección de la Industria Siderometalúrgica de la Confederación General del Trabajo (CGT) ha remitido una carta al ministro en funciones de Industria, José Manuel Soria, en la que expone una serie de alegaciones para enmendar este tipo de fraudes.

Contaminación automovil

Al respecto piden una investigación exhaustiva en ara de “depurar las responsabilidades legales” de estos fraudes.  Otra de las demandas es retirar las subvenciones a los fabricantes que en su opinión “han de retornar a las arcas de todos/as”. No obstante también solicitan la protección íntegra de los trabajadores para que en ningún caso se vean afectados por las acciones de sus directivos.

Mientras, los fabricantes han propuesto una serie de alternativas para reducir la contaminación de tráfico en las ciudades. Estas propuestas vienen motivadas por las políticas excepcionales que se llevaron a cabo hace unas semanas en ciudades como Madrid y Oviedo al límite de la contaminación.

Cabe recordar que entre esas medidas el Ayuntamiento de Madrid prohibía la circulación a la mitad del parque (según matrículas pares e impares). Luego, a partir del 21 de enero anunció un nuevo protocolo de actuación con cuatro fases, según los niveles de NO2 detectados. Unas acciones que parten de la normativa comunitaria, trasladada en España por la Ley de Calidad del Aire de 2007, instando a no superar ciertos niveles de contaminación.

Según explica 20 minutos  los fabricantes proponen un protocolo a través del cual se categoriza los vehículos de acuerdo a sus niveles de contaminación y distinguirlos con pegatinas por números:

  • «0» para eléctricos e híbridos enchufables
  • «1», híbridos no enchufables y a gas
  • «2», gasolina Euro 4,5 y 6 (menos de 10 años) y diésel Euro 6 (menos de 1 año)
  • «3» gasolina Euro 3 (10-15 años) y diésel Euro
  • 4 y 5 (1 a 10 años); «4», gasolina Euro 2 (+ 15 años) y diésel 3 (10-15 años) y etiqueta «5», para gasolina Euro 0 y 1 (+ 19 años) y diésel, 0, 1 y 2 (+15 años).

Las dos últimas categorías tendrán prohibido circular en la fase 3, de esta forma creen que la contaminación se reduciría un 70%, frente al actual plan de matrículas pares-impares que reduce al 50% los niveles de contaminación.

Leave a Reply