La familia Mégane de Renault cumple 25 años

La familia Mégane sustituyó, en su día, al Renault 19. Su gran novedad fue ofrecer una amplia gama de hasta 6 carrocerías diferentes, cada una con su personalidad propia, pero con un alma común.

 «Para tener éxito, debimos por supuesto aprovechar la fama de calidad del 19, pero además ofrecer más prestaciones al cliente, con un contenido más generoso y atractivo», cuenta Michel Faivre-Duboz, director del proyecto de lanzamiento de la familia Mégane en los 90.

Para lograrlo, la marca tuvo que aprender a diseñar y fabricar más barato los elementos que conforman la base de un vehículo. En este periodo, Renault se acercó a Volvo. Así pues, se mandó una misión de observación a la fábrica holandesa que el constructor sueco compartía con el japonés Mitsubishi. En realidad, lo esencial estaba en Japón. Michel Faivre-Duboz y un equipo pusieron rumbo al país del sol naciente y allí hicieron un descubrimiento sin apelativos: «¡Su precio de coste era un 30 % menor que el nuestro!». Para comprenderlo, Renault alquiló un Mitsubishi Colt, el equivalente al Renault 19. Si la competitividad no procedía de su concepción, había que buscarla en las compras y la producción con, además, un yen infravalorado.

En este contexto de fuerte competencia se impuso la idea de crear una auténtica familia Mégane, incluido un monovolumen inédito en este segmento: «Pasar del diseño del coche para todos al del coche para cada uno», recuerda el director del proyecto.

Ahora bien, había que conseguirlo con un presupuesto limitado. Se decidió entonces poner el dinero en aquello que el cliente viese. Basado en la plataforma del R19, Mégane heredaría íntegramente su bloque delantero, además de los motores diésel del segmento F y los motores de gasolina del segmento E. Por si fuera poco, «Mégane y Scénic tienen el mismo salpicadero. Solo se ha sobreelevado e inclinado unos quince grados en el monovolumen». Como en un truco de magia, nadie vio nada. Este truco que consiste en aprovechar cosas que ya existen se repetiría en el coupé, en el que se recortó el piso lo justo y necesario sin tocar los bloques delantero y trasero.

La nueva gama, que llega estos días a la Red Comercial, presenta la innovadora versión E TECH Híbrida Enchufable, que constituye la oferta más avanzada del segmento en estos momentos, gracias a las más de 150 patentes provenientes de nuestra experiencia en fórmula 1, que una vez más se transmiten al cliente “de la calle” a través de la gama Mégane.