Etiquetas medioambientales: qué pasará en 2023

Queda poco para que todas las ciudades de más de 50.000 habitantes limiten una Zona de Bajas Emisiones, poco más de medio año. Solo podrán circular por estas áreas los  vehículos menos contaminantes, los que tengan las etiquetas medioambientales ECO o Cero Emisiones.

ZBE y etiquetas medioambientales

¿Qué es una Zona de Bajas Emisiones (ZBE)? Es un área del centro de una ciudad en la que solo pueden circular los vehículos menos contaminantes y los residentes. En función de sus posibilidades de contaminar, a cada vehículo se le adjudica una etiqueta medioambiental que determina por dónde puede circular y por dónde no puede.

Tu vehículo lleva una de estas etiquetas medioambientales:

  • B: la amarilla. Vehículos de gasolina matriculados a partir de enero del 2000 y diésel matriculados a partir de 2006. También los de más de 8 plazas o transporte de mercancías, matriculados a partir de enero de 2005, tanto gasolina como diésel.
  • C: la verde. Turismos y furgonetas de gasolina matriculados a partir de enero de 2006 y diésel matriculados a partir de enero de 2014. También los de más de 8 plazas o transporte de mercancías, matriculados a partir de enero de 2014, tanto gasolina como diésel.
  • Ambiental Eco: la verde y azul. Vehículos ligeros híbridos enchufables, con autonomía inferior a 40 km. También híbridos no enchufables, gas natural comprimido, gas natural licuado y gas licuado del petróleo.
  • Cero Emisiones: la azul. Vehículos eléctricos, de batería, vehículos de autonomía extendida, vehículos híbridos enchufables con autonomía mínima de 40 km y vehículos de pila de combustible.

Si tu vehículo no lleva etiqueta, tu clasificación es la A, es decir, es de gasolina matriculado antes del 2000 o diésel matriculado antes de 2006.

Según el Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera, el tráfico es la principal fuente de contaminación en las zonas urbanas. Se calcula que esta elevada contaminación causa unas 2.000 muertes al año en Madrid (la ciudad europea con mayor mortalidad asociada a este aspecto) y 1.500 en Barcelona.

El objetivo que se persigue con las ZBE y las etiquetas medioambientales es reducir el impacto del dióxido de carbono en la salud de las personas, tanto a nivel de enfermedades respiratorias como de fallecimientos. La nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética, aprobada hace un año, afecta en este sentido a más de 24 millones de vehículos.

Qué dice la Ley de Cambio Climático

Esta ley estipula que todos los municipios con más de 50.000 habitantes -20.000 habitantes en las zonas en las que la calidad del aire sea mala- deben implantar su propia Zona de Bajas Emisiones, y lo deben hacer antes de 2023.

A principios del año que viene, cada municipio habrá desarrollado la normativa según sus propios criterios y en función de la idiosincrasia de la movilidad en sus calles. Cada ayuntamiento, por lo tanto, decidirá qué etiquetas medioambientales podrán circular por sus ZBE. Como sucede ya en Madrid y en Barcelona.

La tendencia es que los vehículos prioritarios sean los que llevan la etiqueta Cero. Los que llevan la ECO, en principio, también podrán seguir circulando sin problemas. En cuanto a los B y C, las restricciones prometen ser cada vez más duras.

Otras medidas que prevé la ley se refieren a las gasolineras, edificios y aparcamientos, que deben instalar más puntos de recarga de coches eléctricos.

Más información sobre las medidas de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética.