EL VEHÍCULO ELÉCTRICO QUE PUEDES GUARDAR EN LA MOCHILA

vehiculo en mochilaDesde hace años son varios los intentos con éxito dispar de popularizar un nuevo tipo de transporte urbano más allá del convencional. Primero fue el Segway PT (Transporte Personal con auto-balance) con plataforma y manillar diseñado para desplazarse por la ciudad sin esfuerzo. Luego otras variables como el Toyota Winglet en una versión más depurada que podía experimentar una velocidad de 6 km/h y una autonomía de 1 hora.

Aunque novedosos, estos inventos no dejaron de ser una moda pasajera que perdía reconocimiento frente a lo de siempre; porque la realidad es que sin ser vehículos motorizados la gente prefiere la bicicleta y patinete. Ahora sin embargo un nuevo invento que debe su inspiración al Seaway o Toyota Winglet  se presenta como una evolución más perfecta que los anteriores. Es tal la ambición en su lanzamiento que pretende una aceptación equiparable a las tablets o notebooks.

Precisamente en apariencia el Walkcar podría pasar por una tableta solo que provisto de ruedas su uso se limita al asfalto. Este vehículo eléctrico ha sido creado por un joven ingeniero japonés de 26 años y es tan pequeño y ligero (pesa 2,3 kilogramos) que puede guardarse en una mochila o bolso.

Algunos seguirán pensando que tiene poco futuro pero nadie puede negar en referencia a sus antecesores que goza de una mayor practicidad y aspecto sofisticado recordando el estilo Apple que tanto gusta:

“Tal vez solo yo lo veo así, pero me parece que EE.UU. es siempre el que inventa nuevos productos y Japón es el que toma esos productos y los mejora para hacer una versión mejorada. Pero aquí, en este caso, el ‘WalkCar’ es un producto totalmente nuevo que he empezado desde cero. Así que también quiero mostrar al mundo que Japón también puede ser innovador” defiende su creador.

Fabricado en aluminio, hay dos versiones, una más ligera, ideal para funcionar en recintos interiores y otra más consistente pensada para la calle. Respecto al peso es capaz de sostener hasta 120 km, con una velocidad máxima de 10 kilómetros por hora y una autonomía de 12 kilómetros. La batería de iones de litio se recarga en tres horas.

Con un funcionamiento y apariencia similares a un monopatín motorizado para darle la dirección adecuada el usuario debe echar el peso a cada lado de la tabla como si del propio skate se tratara. Parar es tan sencillo como saltar fuera del Walkcar y el motor deja de funcionar.

Por ahora es un prototipo pero si la campaña de crowdfunding consiguen reunir los fondos no tardaremos en ver su lanzamiento en serie para el próximo año. El futuro comprador lo podrá adquirir por un precio de 100,000 yenes, que son alrededor de unos 800 dólares.

Para hacerte una idea de las habilidades de este vehículo eléctrico no te pierdas el siguiente video .

Leave a Reply