En diciembre aumenta un 50% el desguace de vehículos

Durante el último mes del año, teniendo en cuenta la tendencia de la última década, el sector del desguace realiza un titánico esfuerzo, pues con un ascenso de la actividad que supera el 50%, tratan de evitar que los servicios se colapsen para poder atender la demanda que caracteriza al mes de diciembre.

Todavía son muchos los conductores que desconocen que el impuesto de circulación de su vehículo comienza a devengar el día 1 de enero. Por tanto, quien posea un automóvil que figure como dado de alta en el Registro de la Dirección General de Tráfico (DGT) al iniciarse el nuevo año, tendrá la obligación de pagar la tasa municipal, al menos parcialmente. ¿Y si no da tiempo a solicitar la baja del vehículo antes de finalizar el 2020 y el trámite se lleva a cabo, por ejemplo, durante los primeros 15 días del mes de enero? En ese caso, solo quedaría la opción de acudir posteriormente a la oficina recaudadora de la población en la que se encuentre registrado el vehículo para facilitar los justificantes que acrediten la entrega del mismo en un Centro Autorizado de Tratamiento (CATV) y solicitar pagar únicamente la parte proporcional que corresponda. La única manera de ahorrarse toda esta gestión es asegurándose de que a fecha 1 de enero, el automóvil no conste “en circulación” en la base de datos de la DGT.

La mejor manera de ahorrarse todo este procedimiento es solicitar la baja del vehículo cuánto antes y no esperar a las últimas semanas del mes de diciembre, que es cuando se acumula la demanda de este servicio en los CATV. Desde RO-DES, Red Operativa de Desguaces Españoles, explican detalladamente el porqué.

Con la Ley en la mano

El pago del impuesto de vehículos de tracción mecánica está regulado en los artículos 92 a 99 del Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, en el que se aprueba el texto refundido de la Ley reguladora de las Haciendas Locales. En el artículo 96 de ese texto, se especifica que “El período impositivo coincide con el año natural, salvo en el caso de primera adquisición de los vehículos”. Así que para aprovechar al máximo la cuota abonada del impuesto, se entiende que se debe esperar hasta el último trimestre del año para deshacerte de un vehículo viejo.

En caso de que se tramite la baja para desguace a fecha 5 de enero, el mismo texto legislativo indica que el importe de la cuota del impuesto se prorrateará por trimestres naturales, es decir, que correspondería pagar únicamente el primero de los cuatro trimestres que tiene el año.

Por tanto, es perfectamente comprensible que el último trimestre del año, suponga -al menos en teoría- un aumento de las solicitudes de retirada y baja definitiva de vehículos que se reciben en los Centros de Tratamiento Autorizados españoles.

Las crifras sobre el desguace

Desde RO-DES (Red Operativa de Desguaces Españoles) , han compilado y analizado las estadísticas de 2019 publicadas por la DGT, donde se demuestra que las bajas se disparan en diciembre con respecto a los meses anteriores.

Como se aprecia en el cuadro, ciudades como por ejemplo La Coruña, presentó 1367 solicitudes de baja voluntaria de turismos en noviembre, frente a las 2980 que presentó el último mes del año. A mayor concentración poblacional, mayor movilidad y actividad automovilística, lo que se traduce en datos como los obtenidos en la provincia de Barcelona donde se tramitaron 6.184 bajas en noviembre y 10.434 bajas más en diciembre. El incremento se produce de igual manera en todas y cada una de las provincias españolas y analizando sus datos se encuentra una media ponderada que habla de una subida en la demanda del servicio de un 57% en bajas voluntarias de turismos. En Madrid, por ejemplo, la estadística aumenta hasta el 67%.

Pero ¿a qué se debe esta subida? Uno de los principales factores es el económico, pero existen otros motivos por los que podría resultar conveniente tramitar la baja definitiva del vehículo durante esta época del año, y específicamente antes de que finalice el 2020.

Incentivos para solicitar la baja definitiva de un vehículo

Aunque parece que no están teniendo el éxito esperado, seguro que muchas de las personas que actualmente estén interesadas en comprar un vehículo nuevo, han tenido en cuenta las subvenciones gubernamentales y los ya puestos en marcha Planes RENOVE y MOVES II. Ambos, cuentan con ayudas directas a la compra de vehículos, -entre otras muchas actuaciones- donde uno de los requisitos para poder acceder a los descuentos en la adquisición, es la necesidad de demostrar el achatarramiento o desguace de un vehículo de cierta antigüedad o categoría energética. Quienes se encargan de esta operación y de facilitar al usuario los justificantes que demostrarán que se está cumpliendo con este requisito son los Centros Autorizados de Tratamiento (CATV), conocidos también como desguaces. Además, es importante saber que este achatarramiento conlleva también la baja definitiva del vehículo ante la Dirección General de Tráfico (DGT). Por tanto, si se quiere acceder a las subvenciones del RENOVE o el MOVES II, se precisa contar con los servicios de un CATV de manera inminente ya que el plazo de presentación de solicitudes está abierto actualmente en prácticamente todas las provincias de España.