Día mundial del peatón

El 17 de agosto se celebra el Día Mundial del Peatón. Según informa la OMS, anualmente se producen cerca de 1,24 millón de defunciones por el tránsito vial en todo el mundo, lo que hace de las lesiones de tránsito la octava causa principal de muerte a nivel mundial y la principal causa de muerte de jóvenes entre los 15 y los 29 años de edad. Del total de defunciones por lesiones de tránsito, más de 270.000 son peatones.

El origen de esta efeméride se remonta al año 1897, en la fecha en la que ocurrió el primer incidente de tráfico documentado con víctima peatonal en Londres. Aunque en el límite de velocidad para los automóviles en esa época era de 6,5 Km. / hora,  una mujer que paseaba por Crystal Palace, al sureste de Londres junto a su hija fue atropellada por un coche con consecuencias mortales.

Como podemos ver en la ilustración, en la mayoría de los accidentes donde un vehículo golpea a un peatón el impacto es frontal. Para un adulto, el primer contacto ocurre generalmente entre la pierna o la rodilla y el parachoques del vehículo, seguido del muslo con el borde del capó, y la pelvis o el tórax con la parte superior del capó. Luego, la cabeza golpea el capó o el parabrisas. Los niños, por ser más pequeños, generalmente reciben el golpe a la altura de la cabeza o el cuello. Casi todas las lesiones graves se producen por el impacto directo del peatón contra el mismo vehículo, no tras su caída en la vía.

Fuente: OMS: Informe Caminar con Seguridad, breve panorama mundial de la seguridad mundial peatonal.

CIRCULACIÓN DE PEATONES POR VÍAS FUERA DE POBLADO

La DGT nos recuerda las normas de circulación de los peatones en una situación especialmente peligrosa: Cuando transitan por vías no urbanas.  Recordamos las normas a seguir para garantizar en lo posible la seguridad:

  • Los peatones en carretera deben circular por la izquierda, para que puedan ver de frente a los vehículos que se acerquen. Si se circulara por la derecha, los vehículos se acercarían por detrás, lo que supondría una dificultad para percibir el riesgo a tiempo y tomar las medidas necesarias para evitarlo.
  • Solo se circulará por la derecha si por cualquier circunstancia de la vía o del tráfico sea más fácil o más seguro.
  • Deberán circular siempre por su derecha los que empujen o arrastren un ciclo o ciclomotor de dos ruedas, carros de mano o aparatos similares, todo grupo de peatones dirigido por una persona o que forme cortejo y las personas que se desplacen en silla de ruedas.
  • Si existe arcén, se caminará por él, y si no existe, se circulará por la calzada, lo más pegado posible al borde. Si son varias las personas, deberán ir una detrás de otras, en fila india.
  • Puede surgir la necesidad de cruzar al otro lado de la carretera, en este caso se cruzará, como en las vías urbanas, por los lugares más seguros y con mayor visibilidad, por ejemplo en tramos de carretera sin curvas ni rasante, y por lugares en los que no haya árboles, coches u otros obstáculos que impidan ver y ser vistos por los conductores de vehículos.
  • Si existiese un refugio o zona peatonal u otro espacio adecuado, ningún peatón debe permanecer en la calzada ni en el arcén.
  • Si estuviera esperando a un vehículo solo invadirá la calzada cuando éste se encuentre a su altura.
  • En autopistas y autovías está prohibida la circulación de peatones. Solo si en caso de accidente, avería, malestar físico de sus ocupantes u otra emergencia, fuera necesario solicitar auxilio, el conductor u otro ocupante podrá salir del vehículo, sin que el resto de los ocupantes pueda transitar por la calzada.
  • Fuera de poblado, entre la puesta y salida del sol o en condiciones climatológicas ambientales adversas que disminuyan sensiblemente la visibilidad, los peatones que circulen por la calzada o el arcén deberán ir provistos de algún elemento luminoso o retrorreflectante homologado y procurarán vestir ropas de color claro para ser lo más visibles posible para los conductores.