¡Cuidado con el timo del retrovisor!

El timo del retrovisor vuelve a la actualidad después de un tiempo en el que no fue noticia.

El “modus operandi” de los autores del timo del retrovisor es el siguiente:

  1. Provocan un choque con un vehículo y los daños afectan normalmente los retrovisores. Dan la culpa al otro conductor (la víctima) y piden iniciar el correspondiente parte de accidente y con muchas prisas, pues argumentan que deben marchar de forma inmediata a su país de origen.
  2. Una vez saben el nombre del seguro de la víctima simulan hacer gestiones por teléfono para averiguar cómo deben gestionar el documento, con la excusa de que su coche es de alquiler de otro país.
  3. Llegado este punto, bien los hacen poner el teléfono para que hablen con la compañía de seguros, bien les dan un número de teléfono, supuestamente de su compañía, para que llamen directamente y se puedan informar de los trámites necesarios. En cualquier caso la víctima acabará hablando con una persona implicada también en el engaño y que se hace pasar por un trabajador de la compañía aseguradora.
  4. Es en este punto cuando le cuentan a la víctima que la tramitación del comunicado accidentes entre vehículos de diferentes países es un proceso lento y que conlleva un importe económico elevado. Los aconsejan que, para agilizarlo, paguen en efectivo la reparación de los daños del retrovisor y, posteriormente, ya lo recuperarían a través del seguro. De este modo, consiguen estafar entre 1.200 a 1.500 euros por reparación.

Según el cuerpo de policía catalán, Mossos d’Esquadra, que ha detectado un incremento en la incidencia del timo del retrovisor, lo que debemos hacer si sospechamos que estamos siendo timados por este u otro proceso fraudulento es:

  1. No ceder nunca  a pagos en efectivo a personas desconocidas.
  2. Iniciar los trámites habituales tras un accidente de tráfico, a través de la compañía aseguradora.
  3. También hay que recordar que ante la  inseguridad y la sospecha de estar siendo timados, llamar al teléfono de emergencias 112 y activar los servicios policiales.