Cuidado con los equipajes que se transportan en el coche

Hemos visto en carretera durante la operación retorno de vacaciones coches cargados con equipajes excesivos y mal dispuestos.  De la mano de Norauto una  cadena de mantenimiento y equipamiento integral del automóvil, reproducimos unos consejos para tener en cuenta a la hora de colocar el equipaje adecuadamente y no exceder el peso máximo que soporta el vehículo para una mayor seguridad.

  • El peso y ocupantes máximos permitidos:
    En primer lugar, hay que tener en cuenta que el número de personas transportadas en un vehículo no puede ser superior al de las plazas que tiene autorizadas. Por supuesto, en ningún caso, se puede exceder, entre viajeros y equipaje, de la masa máxima autorizada para el vehículo.
  • Equipajes mal colocados:
    A la hora de colocar los equipajes, se deben situar correctamente en la parte del maletero. Lo ideal es que haya una separación física entre los pasajeros y los objetos. Si no la hay, se recomienda colocar una rejilla para separar ambos espacios y sujetar bien el equipaje para que no se desplace.
    Se aconseja colocar la carga de manera uniforme, equilibrando el peso. Se deben colocar los bultos más pesados debajo, aunque no sean los más voluminosos para mantener el centro de gravedad del vehículo lo más bajo posible. Un organizador de maletero puede ayudar a colocar correctamente todos aquellos pequeños objetos que se suelen llevar sueltos en el maletero.
  • El equipaje no puede caer a la carretera ni comprometer la seguridad.
    Algo muy importante, la carga transportada no puede arrastrar, ni caer total o parcialmente sobre la carretera ni desplazarse de manera peligrosa. Tampoco puede comprometer la estabilidad del vehículo ni producir ruido, polvo u otras molestias sobre el resto de usuarios. De ahí la importancia de colocar debidamente todo aquello que se transporte y sin exceder la carga máxima autorizada.
    También está prohibido que oculte los dispositivos de alumbrado o de señalización luminosa, las placas o distintivos obligatorios y las advertencias manuales de sus conductores.
  • Si se viaja con animales, también deben ir sujetos.
    Si son pequeños, pueden ir en un transportín o con un cinturón específico para mascotas en la parte trasera del vehículo. Por el contrario, si se habla de animales más grandes, deben ir en el maletero, para lo que se puede necesitar una red o reja de separación específica entre el maletero y el habitáculo.
  • Pequeños objetos dentro del vehículo:
    Es habitual que se viaje con tablets o teléfonos móviles para hacer más ameno el viaje. Hay que tener en cuenta que estos objetos pueden salir disparados en caso de un fuerte frenazo o un accidente. Y es que a una velocidad de 50 km/h, una Tablet de 560 gr puede llegar a impactar contra una persona con un peso similar a los 23 kg. Si el frenazo se produce a 90 km/h, sería similar a un impacto contra un objeto de peso de unos 75 kg, es decir, equivaldría a que un San Bernardo impactase directamente contra alguno de los ocupantes, tal y como recuerda la propia DGT.
    Por ello, se recomienda que vayan muy bien sujetos, especialmente cuando se habla de tablets utilizadas para distraer a los más pequeños. Se deben utilizar soportes apropiados que las agarren bien y hacer que el niño en su sistema de retención infantil tenga una distancia óptima respecto a la Tablet para que, en caso de siniestro, no golpee contra ella.