¡Cuidado con las sanciones y velocidades máximas!

En España, según datos de la DGT (Dirección General de Tráfico)  las velocidades máximas permitidas se controlan mediante  2.000 puntos de control de velocidad por radar.  Cabe destacar que las velocidades máximas en ciertas zonas urbanas se han reducido a 30 Km./h, por lo tanto, es relativamente fácil superar ese límite y situar la infracción en una zona gravedad tal  que implicará el pago de unas cuantiosas multas (hasta 600 euros) e incluso la retirada del permiso de conducir.

Mostramos a continuación una tabla de las penalizaciones por exceso de velocidad y sus consecuencias valoradas en la sanción económica y la pérdida de puntos correspondiente

En la tabla podemos deducir la cuantía de la multa y la posible pérdida de puntos, por ejemplo:
Si la velocidad permitida es 30 KM/h y circulamos a 65 Km/h, se considera una falta grave con una sanción de 300 € de multa y la pérdida de dos puntos del permiso de conducir.

Encuestas publicadas por la DGT aportan datos preocupantes en cuanto a circular a velocidades permitidas: el 43% afirman conducir habitualmente por encima de las velocidades máximas legales. En la información de la revista de la DGT este mes de julio, se afirma que “hay cerca de 220.000 conductores sobre un total de 15.000.000 que llegan a admitir que suelen circular por autovía a 200 km/h o más y 245.000 que lo hacen en zona urbana a 110 km/h o incluso por encima” lo que en ambos casos implica la calificación de falta muy grave y por lo tanto la pérdida de 6 puntos del  carné de conducir i un pago mínimo de 600 € de multa.