CONTROLES DE CONTAMINACIÓN EN VEHÍCULOS

emissions-cheating cars are harmful to health - Illustration

A raíz del escándalo de Volkswagen sobre el fraude en la medición de emisiones de vehículos han surgido nuevas incógnitas en los límites de la legalidad. El fabricante automovilístico se las ingenió para instalar un software capaz de detectar cuando el coche era sometido a un control de contaminación para a continuación trucar las mediciones de gases dentro de los límites legales.

El sistema se apagaba sistemáticamente cuando el vehículo volvía a su uso normal aunque los niveles de contaminación ya superaban entre 10 y 40 veces más de la legalidad. Pese a la sorpresa lo cierto es que según publica Voz Populi  algunos organismos como la Comisión Europea (CE) eran consciente desde 2010 de las diferencias entre los resultados que se desprenden de las pruebas que actualmente realizan en laboratorios para medir las emisiones de cada modelo en todo tipo de marcas.

No obstante el escándalo, que ha tenido su origen en EE.UU, muestra notorias diferencias a este lado del Atlántico. Según puntualiza el diario El Mundo a la hora de certificar el nivel de emisiones Europa tiene un organismo independiente del país que lo homologa.

Mientras que en EE.UU el propio fabricante es el encargado de llevar a cabo estas mediciones, se “auto-certifican” y luego las comunica esperando de buena fe que la información reportada sea certera. Aunque en ocasiones la Agencia de Medio Ambiente de Estados Unidos hace controles al azar para verificar los datos técnicos de la marca.  Si se comprueba que hay un engaño, el castigo puede variar desde una multa económica a la retirada de los vehículos del mercado.

Por el contrario la nueva normativa europea “Euro 6” que entró en vigor en septiembre del 2014 exige que los vehículos diésel no pueden emitir más de 80 mg de óxido de nitrógeno por km (60 mg por km en el caso de los vehículos gasolina), mientras que la anterior, Euro 5, contemplaba unas emisiones de 180 mg/km.

En la UE es obligatorio realizar una homologación completa del vehículo por parte de un país y que tiene la misma validez para el resto de los Estados miembros. En el caso de España los responsables de llevar a cabo esta tarea son el INTA http://www.inta.es/  y el Instituto de Investigación Aplicada del Automóvil (IDIADA) http://www.applusidiada.com/es/  quienes realizar los ensayos para la certificación del vehículo (frenado, choque, emisiones etc. ).

Leave a Reply