Conducción con lluvia

Entramos en la época del año en que la conducción con lluvia es inevitable. En este vídeo del Instituto de Investigación sobre Vehículos, Centro Zaragoza, se repasan los principales peligros al conducir y se dan consejos para reducir el riesgo de accidente en estas condiciones.

conduccion con lluvia

Click para ver el video

Es muy importante revisar los elementos básicos de seguridad en conducciones de suelo mojado que pueden evitar muchos accidentes. Los repasamos a continuación:

Luces del coche

Es evidente que las luces del coche nos dan visibilidad, pero otro aspecto fundamental cuando llueve es que, aunque no sea de noche, es fundamental ser vistos con antelación por el resto de conductores. En los días de lluvia se produce un reflejo del haz de luces sobre la carretera. Esto facilita aún más la visión del resto de vehículos. Lo ideal es llevar las luces cortas, no las de posición, que resultan inservibles en estos momentos.
Cuando las condiciones visuales empeoran a causa de una lluvia intensa o con la aparición de niebla, entonces, se han de encender las luces antiniebla, tanto delanteras como traseras. No está de más, llegados a estas fechas, comprobar todos los faros, así como la intensidad de las lámparas. Además de controlar que funcionan correctamente, vigila la altura de los faros para no cegar al resto de usuarios.

Limpiaparabrisas

Para la conducción con lluvia el limpiaparabrisas debe estar limpio y es muy importante revisar el nivel del líquido. Para verificar de que esté atascado, se debe probar antes de cada viaje. En zonas muy frías puede ser una buena idea, añadir algún tipo de anticongelante. Si rellenamos el depósito con agua lo mejor en este caso es comprar el líquido limpiaparabrisas ya preparado.
Sistema de ventilación
También es importante reducir el vaho interior que se forma con el frío y la humedad. Para ello, nada mejor que utilizar el aire acondicionado, dirigiendo la ventilación hacia el parabrisas, conectando los sistemas antivaho o abriendo un poco la ventanilla (con el fin de igualar la temperatura interior y exterior).

Neumáticos

Es fundamental circular con unos neumáticos en perfecto estado, con una presión correcta y una profundidad del dibujo por encima de 1,6 mm.
Si la huella de los neumáticos no es capaz de evacuar toda el agua se forma una cuña de agua delante del mismo. La consecuencia es que flota y pierde la adherencia. Es el fenómeno del ‘aquaplaning’, que puede aparecer en la conducción con lluvia bajo determinadas  condiciones de la carretera.

Los factores que influyen en la aparición del aquaplaning son

  • El desgaste de la cubierta.
  • Presión de inflado de las cubiertas (las cubiertas bien infladas, ayudan a los surcos a evacuar eficientemente el agua).
  • La superficie de contacto con el suelo.
  • El peso del vehículo.

Leave a Reply