Coches clásicos o históricos, definición y mantenimiento

Los coches clásicos son vehículos especiales, sobre todo para su propietario. En primer lugar, cabe distinguir la diferencia entre un vehículo clásico o histórico y uno que es simplemente viejo. Por supuesto, la edad del vehículo es un factor fundamental. Por ejemplo, la administración establece que la mínima para que un coche pueda considerarse clásico es de 25 años.

Coches clásicos

¿Qué son los coches históricos?

Existe una categoría especial de coche clásico que es la de coche histórico. Según la DGT, se consideran coches históricos aquellos vehículos que por su antigüedad, interés o singularidad merecen una consideración especial que proteja su carácter representativo. La figura de vehículo histórico ofrece una protección que permite resguardar el patrimonio cultural y simbólico de nuestro tiempo, a la vez que permite la utilización del vehículo con la debida seguridad técnica y mecánica.

Requisitos de un vehículo histórico

Se podrá solicitar la catalogación de un vehículo como histórico si cumple con alguno de los siguientes criterios:

  • Antigüedad: podrá ser considerado histórico, un vehículo con, al menos, 30 años desde su primera matriculación o fabricación y que se encuentre en estado original. No puede haber sufrido cambios en sus características o componentes principales, como son motor, frenos, dirección, suspensión o carrocería.
  • Interés especial: vehículos que se encuentran inscritos en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español, declarados bienes de interés cultural o vehículos que hayan participado en algún hecho histórico o pertenecido a una personalidad.
  • Vehículo de colección: cuando por la singularidad del vehículo o su escasez merezcan la consideración de histórico.

Si tienes intención de comprar un vehículo y te faltan algunos datos para saber si puede ser catalogado como histórico, puedes solicitar el Informe de la DGT, en el que encontrarás el historial de titulares, los datos técnicos y mucha más información útil, como los resultados de las ITV, si ha estado dado de baja de forma temporal o definitiva, si ha sido robado o si tiene cargas o gravámenes.

Mantenimiento de los coches clásicos o históricos

Todos los coches necesitan un mantenimiento regular -en este artículo podrás leer en qué consiste una puesta a punto para un vehículo normal-, pero los coches clásicos aún más, ya que requieren unas pautas especiales.

Las necesidades de mantenimiento de un coche clásico respecto a los vehículos actuales nada tienen que ver. Hay que tener en cuenta que en su época de fabricación no se contaba con la misma tecnología que existe actualmente. Uno de los consejos más importantes para conservar en buen estado un vehículo clásico es evitar conducirlos en exceso en otoño e invierno, sobre todo por las condiciones climatológicas de estas épocas del año. Las bajas temperaturas, la lluvia y la nieve no son condiciones meteorológicas óptimas para un automóvil antiguo. Por este motivo, es mejor conservar los vehículos clásicos en un recinto cerrado, como un garaje o aparcamiento, donde estará protegido a la espera de disfrutarlo en condiciones climáticas más favorables para un mejor uso, en función de las características del vehículo.

La Federación Catalana de Vehículos Históricos detalla un listado de puntos clave para que los usuarios lo apliquen para conservar en buen estado su clásico:

  • Comprobar los líquidos (aceite, agua y frenos): es importante mantener los líquidos en el coche controlados en todo momento. El aceite, el agua y el líquido de frenos mantienen el coche listo y evitan que se sobrecaliente.
  • Desconectar la batería: si no se conduce a menudo el coche clásico, es recomendable desconectar la batería y colocarla con un cargador lento.
  • Reparar el óxido del coche: cuando se almacena el coche, es importante asegurarse de aplicar un lubricante de buena calidad en los puntos clave para evitar que se oxiden en el futuro. Por ejemplo, la cera para mantener la pintura clásica del coche y conservar su mejor aspecto,
  • Comprobación de neumáticos: comprobar la presión de los neumáticos, así como desplazarlos de posición cada cierto tiempo, lo que garantizará una vida útil más larga y evitará su deformación.
  • Realizar una revisión profesional: una vez al año, es recomendable que un mecánico especializado en coches clásicos revise los componentes y funcionamiento del vehículo. Esto podría ayudarle a superar la ITV sin ningún imprevisto y asegurarse de que se encuentra en perfecto estado.
  • Buscar un parking cubierto: es importante conservar el vehículo limpio y con una funda adecuada según el parking en el que esté estacionado el vehículo.

Josep-Narcís Arderiu, presidente de la Federación Catalana de Vehículos Históricos , explica que “cada vez somos más los usuarios que tienen un coche clásico y los que luchamos, constantemente, por conseguir que se respeten los derechos que nos merecemos en un sector automovilístico tan castigado históricamente por las instituciones del territorio”.

Además, concluye explicando que “desde la Federación Catalana de Vehículos Históricos ya hemos conseguido muchas victorias institucionales ante las injusticias cometidas hacia nuestro sector, con tanta tradición e historia como en la ciudad de Barcelona, pero seguimos trabajando y reivindicando que se nos respete”.