Coche eléctrico y revisiones de la Itv

Cuando el coche eléctrico este por completo instaurado, las revisiones ITV seguirán existiendo, ya que sigue teniendo partes que están directamente relacionadas con la seguridad, es decir, seguirá llevando neumáticos que se desgastan, luces que se pueden fundir y diferentes partes comunes con los coches diésel o gasolina.

La revisión de la ITV  para un coche eléctrico será distinta en la prueba de ruidos y contaminación, sin embargo se podrán incorporar nuevas pruebas, como comprobación del estado de las baterías, porque la parte contaminante de los coches eléctricos son las enormes baterías con ácidos y productos residuales, ya que hay que tener en cuenta que una batería tiene vida útil limitada.

Los periodos entre inspecciones técnicas son los mismos que los de un turismo de combustión interna: la primera a los cuatro años y las próximas cada dos hasta llegar a la década. Después, cada año.

Que tener en cuenta al pasar la ITV con un coche eléctrico

Los aspectos más importantes a tener en cuenta al pasar la ITV con un vehículo eléctrico es un buen mantenimiento, que los neumáticos estén en perfecto estado, que las luces funcionen perfectamente y que no haya partes exteriores o interiores que puedan poner en peligro la integridad del conductor o la de los pasajeros.