El Citroën serie especial 2 CV 007 celebra su 40 aniversario

EL 2 CV 007 fue una edición especial en la que Roger Moore y Carole Bouquet en una loca persecución en tierras españolas en la película “Solo para sus ojos”, la 12a entrega de la saga de películas de James Bond.

Presentado al público en Francia en octubre de 1981, inmediatamente después del estreno de la película, del Citroën 2CV 007 se fabricaron 500 unidades lo que convierte a esta serie especial en una de las más raras y con menos producción del modelo.

Solo una decena de estos coches ha sobrevivido, lo que le convierte en una pieza todavía más legendaria. El icónico Citroën 2 CV es un modelo “Made in Spain” del que se produjeron más de 280.000 unidades en el Centro de Vigo.

  • Para el rodaje de la película se utilizaron tres 2CV 6. Los vehículos fueron ampliamente modificados (motor, chasis del Ami Super, escapes, barra antivuelco, …). La mecánica procedía del GS: era un motor de 1.015 c.c. que permitía prestaciones claramente superiores, pero al que se le modificó el sonido para que imitara el habitual del 2CV. Dos de los coches se utilizaron para la grabación de la persecución que aparece en la película mientras que el tercero se utilizó solamente para las tomas de interiores.
  • Esta serie especial se presentó en primer lugar en Inglaterra, con unas pocas unidades con volante a la derecha y luego en Francia, donde se produjeron 500 unidades.
  • Los adhesivos laterales con el logotipo 007 en el que el número 7 tenía la forma de una pistola estilizada. El logotipo estaba reproducido en las puertas, el capó delantero y la tapa del maletero.
  • EL 2 CV 007 incluía una serie de adhesivos que representaban impactos de bala. Citroën hizo colocar estos adhesivos en fábrica, pero sin definir un posicionamiento exacto en la carrocería, de manera que no había dos 007 iguales. Se cuenta, incluso, que los operarios tenían órdenes de colocarlos en aquellos puntos donde se detectara una pequeña imperfección en la pintura o alguna gota de barniz.
  • Citroën ofrecía además a los clientes la posibilidad de adquirir estos adhesivos lo que permitía a cualquier comprador de un 2CV, personalizar con los impactos de bala su propia unidad, independientemente de su acabado y del color de la carrocería.