Barcelona prohibirá la circulación de los vehículos que emiten más contaminación

En cuanto a las últimas medidas contra la contaminación en las grandes ciudades, el Ayuntamiento de Barcelona ha informado de que, a partir de enero de 2019, independientemente del estado del aire, los vehículos con más de 20 años tendrán prohibida la circulación en la ciudad y una cuarentena de municipios del área metropolitana de lunes a viernes.

contaminacion motorEsta información se ha hecho pùblica en las declaraciones a los medios del consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, en su participación en un encuentro sobre contaminación en el área metropolitana de Barcelona, en el que también han participado el consistorio barcelonés y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB).

Vehículos afectados

La medida afectará a furgonetas matriculadas antes del 1 de octubre de 1994 y turismos matriculados antes del 1 de enero de 1997, lo que implicará a 106.018 coches y a 22.049 furgonetas. Para Josep Rull, estos vehículos con más de 20 años de antigüedad “contaminan tanto como diez coches que utilizan combustible fósil”.

El principal compromiso acordado en la cumbre ha sido reducir un 30% las emisiones vinculadas al tráfico en un plazo de 15 años para alcanzar gradualmente los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Según Rull, tomando estas medidas, la contaminación se reducirá un 10% en los próximos cinco años.

Además, los coches que no reciban el distintivo ambiental de la Dirección General de Tráfico (DGT) con motor de  gasolina matriculados antes del año 2000 y motor  diésel de antes de 2006– no podrán circular en el espacio comprendido por las Rondas de Barcelona en episodios contaminantes a partir de diciembre de 2017, y desplegarán medidas para prohibirlos a partir de 2020.

La tarjeta verde metropolitana

Las administraciones catalanas crearán una tarjeta verde metropolitana antes de verano para incentivar la retirada de los vehículos más viejos, que ofrecerá a cambio tres años de transporte público gratuito. Podrán beneficiarse los residentes del área metropolitana que den de baja un vehículo contaminante y que no adquieran otro durante los tres años de vigencia de la tarjeta.

El proyecto incluye implantar un peaje contra la congestión en el marco del nuevo modelo de financiación de las vías de alta capacidad de Cataluña, cuyas conclusiones estarán listas en otoño de 2017.

Generalitat, ayuntamiento y AMB crearán un órgano de coordinación para analizar el impacto de la contaminación del aire sobre la salud, que se reunirá anualmente, y otro para el seguimiento de las conclusiones adoptadas en el acuerdo de este lunes, integrado por todos los agentes implicados.