Aumentan los accidentes laborales de tráfico

El año 2018 registró un aumento tanto de los accidentes laborales de tráfico como del número de muertos que ocasionan. De hecho, ese año, los accidentes de tráfico fueron una de las principales causas de muerte en el trabajo, según un estudio que realizó ASEPEYO a partir de sus propios mutualistas. Ante estos datos, acaba de presentarse el I Observatorio de la Siniestralidad Vial Laboral de España, impulsado por la propia mutua laboral y la Fundación CNAE.

De acuerdo a los datos que maneja ASEPEYO, el 13,4% de los accidentes laborales registrados en 2018 estuvieron relacionados con el tráfico, lo que representa un aumento del 5% con respecto a 2017. Además, del total de las muertes provocadas por un accidente laboral, el 45% correspondió a un siniestro vial.

Lunes y viernes, los peores días

La duración media de una baja laboral provocada por un accidente de tráfico es de más de 7 días, más larga que la del resto de los accidentes laborales. Los trabajadores entre 16 y 29 años son quienes registran una mayor accidentalidad.

En cuanto a los peores días, los lunes registran un mayor número de accidentes in itinere, mientras que los viernes se producen más víctimas durante la jornada laboral. La hostelería es el sector con mayor accidentalidad; la educación, el que menos.

Por comunidades autónomas, Baleares, Andalucía, Cataluña y Madrid son las que contabilizan más accidentes de tráfico, mientras que La Rioja, Extremadura y Castilla y León, las que menos.

249 muertos en 2018

Según los datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, el pasado año, 652 trabajadores murieron en accidente laboral. De ellos, 249 (el 38%) lo hicieron en la carretera, durante su jornada laboral o in itinere (al ir o al volver del trabajo). Es decir, los accidentes de tráfico son la principal causa de muerte en el trabajo. Estas cifras suponen un aumento con respecto a 2017: 47 muertos más, el 23%.

Del total de las muertes en accidentes laborales de tráfico de 2018, 136 (el 54%) se produjeron in itinere; mientras que 113 (el 46%) se registraron durante el desarrollo de la jornada laboral.

Los accidentes laborales de tráfico son, en primer lugar, un drama humano. Pero también tiene un coste económico y social, que muchas veces no se valora. Estudios recientes señalan que las bajas por accidentes viales laborales pueden costar unos 2.000 millones de euros anuales.