Adios a los triángulos y bienvenida a la luz de emergencia V-16

Desde mañana, 1 de julio de 2021, la normativa en cuanto a señalización de emergencia en carretera ha cambiado: ya no son obligatorios los triángulos de señalización de averías  que pueden ser sustituidos por la nueva luz de emergencia V-16.  Según la información publicada en la Revista de la Dirección General de Tráfico (DGT), este nuevo dispositivo luminoso tiene importantes ventajas respecto al anterior sistema de señalización, vigente desde 1999, y es que el principal motivo de la sustitución es el elevado número de atropellos mortales que se producían cuando los conductores salían de sus vehículos a colocar los triángulos  o recogerlos tras haber sufrido un percance en la vía. Según datos de esta misma fuente. Según los datos de la DGT (sin contar Cataluña y País Vasco), entre 2019 y 2020, 28 peatones murieron atropellados en la vía tras bajarse de su vehículo.

¿Cómo se utiliza la luz de emergencia V-16?

Para señalizar que nos hemos quedado detenidos en la vía, situaremos el dispositivo luminoso en la parte más alta posible del vehículo. Garantizamos así su máxima visibilidad. Para colocarlo, no necesitamos salir del vehículo ni caminar por la calzada sorteando el tráfico, como ocurría hasta ahora con los triángulos.

¿Cómo nos localizan si utilizamos la luz de emergencia V-16?

El dispositivo incorpora un sistema de geolocalización que, una vez activado, envía cada 100 segundos la ubicación del vehículo detenido a la nube DGT 3.0, para que esa información llegue a los demás conductores.

¿Cómo funciona la luz de emergencia V-16?

En el infográfico que sigue a continuación la DGT muestra el funcionamiento de este dispositivo.