Una ciudad para coches autónomos

Corea del Sur ha promocionado un proyecto singular: la construcción de una ciudad para coches autónomos.

Es un desarrollo que se encuentra en un terreno de más de 35 hectáreas que cuenta con todo lo necesario para realizar pruebas de conducción autónoma. Anunciada a finales del año pasado, se trata de la maqueta de ciudad más grande del mundo, superando a la MCity de la Universidad de Michigan (EEUU), que cuenta con una superficie de 13 hectáreas.

El objetivo de la construcción de una maqueta de estas dimensiones es ofrecer a los fabricantes de coches autónomos un espacio lo más realista posible en el que puedan probar sus automóviles sin conductor sin los problemas legales y operacionales que tendrían en entornos abiertos a todo tipo de tráfico.

La iniciativa que ha desarrollado el gobierno de Corea del Sur se enmarca en el objetivo estratégico de que sus fabricantes no pierdan el tren de la investigación y desarrollo de la conducción autónoma, especialmente para los automóviles “de nivel 3” (totalmente autónomos con respaldo de un conductor).

Los niveles de conducción autónoma

  • Nivel 0: No hay automatización de la conducción.
  • Nivel 1: Asistencia al conductor. El vehículo cuenta con algún sistema de automatización de la conducción, ya sea para el control del movimiento longitudinal, ya sea para el control del movimiento lateral, pero no ambas cosas a la vez.
  • Nivel 2: Automatización parcial de la conducción. El vehículo cuenta con sistemas de automatización de la conducción tanto para el control del movimiento longitudinal, como para el control del movimiento lateral, ambos a la vez, por lo tanto el conductor ya no tiene que realizar tareas relativas al movimiento.
  • Nivel 3: Automatización condicionada de la conducción. El vehículo cuenta con sistemas de automatización de la conducción tanto para el control del movimiento longitudinal, como para el control del movimiento lateral, ambos a la vez y cuenta con detección y respuesta ante objetos y eventualidades de manera completa.Si se produce un fallo el sistema informa al conductor con el tiempo suficiente para que pueda reaccionar e intervenir.
  • Nivel 4: Automatización elevada de la conducción. Además de contar con todos los sistemas del nivel 3 no precisa de conductor para intervenir en un fallo, es el propio sistema que lo soluciona. La limitación del nivel 4 es que el vehículo no puede asumir todos los estados ni circunstancias de la conducción autónoma.
  • Nivel 5: Automatización completa de la conducción. En el que ya no hay condiciones específicas limitantes para el funcionamiento del sistema, y por tanto el vehículo podría seguir conduciendo en todo momento o circunstancia sin conductor.