Torre Loizaga alberga una de las mayores colecciones de Rolls-Royce de Europa

Torre Loizaga es una de las joyas de la comarca de las Encartaciones y un lugar de visita obligatoria para todos los amantes del motor. El conjunto arquitectónico es una fortaleza medieval reconstruida por el empresario Miguel de la Vía y alberga la mayor colección de Rolls-Royce de Europa. Éste es uno de los pocos lugares del mundo donde hoy en día se puede admirar la serie completa de Rolls-Royce Phantom.

En una comarca de alto valor turístico y cultural, Torre Loizaga es el destino perfecto para los amantes del turismo experiencial. En sus alrededores se pueden encontrar lugares únicos, como la Ferrería El Pobal, el Museo de Boinas La Encartada, el Museo Minero o la Cueva de Pozalagua.

Dividida en 6 pabellones, la excepcional muestra alberga 75 coches provenientes de todo el mundo. Fabricantes de prestigio como H.J. Mullinger, Park Ward, Hooper, James Young, Barker o Freestone & Webb están presentes en el recorrido de esta muestra. Además en Torre Loizaga, el amante del motor se encuentra con una colección única en Europa, formada por 45 modelos de Rolls-Royce fabricados entre 1910 y 1998.

Serie Rolls-Royce Phantom

Phantom I
Este modelo es el sucesor de la serie Silver Ghost, del que Torre Loizaga alberga joyas como el Open Fronted Limousine de 1912. Uno de los cuatro ejemplares de Phantom I expuestos no fue construido en Derby, la factoría habitual de la firma en el Reino Unido, sino en la fábrica americana de Springfield, en los Estados Unidos, cerrada en 1931.

Phantom II
Entre los ejemplares expuestos destaca el vistoso modelo en aluminio pulido y de interior en cuero rojo y el modelo Continental de aspecto más deportivo. Son coches para ser conducidos por chófer, quien viajaba separado por una mampara de cristal en la parte central y se comunicaba con los pasajeros a través de una trompetilla instalada junto a los confortables y mullidos asientos.

Phantom III
Paradigma del lujo y el confort, fue el primer modelo en incorporar un motor de doce cilindros. Una de las limusinas de la exposición luce la misma llamativa combinación de colores en amarillo y negro que el Phantom III del villano Goldfinger, enfrentado a James Bond.

Phantom IV
Considerado como el último “gran carruaje real”, del que sólo quedan 17 ejemplares en el mundo, era destinado a jefes de estado y casas reales. El cuarto ejemplar ubicado en España se encuentra en la Colección Miguel de la Vía y perteneció al Emir de Kuwait Abdullah III.

Phantom V
Uno de los Phantom V más famosos del mundo, uno de cuyos ejemplares es el conocido como “Rolls-Royce psicodélico” perteneciente a John Lennon. El enorme chasis del automóvil de la colección Miguel de la Vía convierte a este coche de seis metros en el más largo de toda la colección.

Phantom VI
Este modelo fue el elegido para circular en el Jubileo de Plata de la casa real británica y el elegido para protagonizar las bodas reales. Provisto de todas las comodidades, entre las que no falta un mueble-bar, este ejemplar se paseó por los estudios de Hollywood ya que perteneció a Sam Spiegel, productor de “Lawrence de Arabia”.