SYMBIOZ Demo car, el automóvil del futuro según Renault

Renault presentó en el Salón de Fráncfort su visión del automóvil para 2030 con el SYMBIOZ Demo car,  concept-car  de primera aplicación en forma de prototipo rodante.

Estas pruebas de SYMBIOZ Demo car representan una oportunidad para que Renault permita descubrir en condiciones reales un vehículo autónomo, eléctrico y conectado, una nueva experiencia de vida a bordo y el placer de conducir o de dejarse conducir. A bordo de SYMBIOZ Demo car, el conductor puede delegar la conducción en el sistema autónomo y aprovechar el tiempo para otras actividades. Según Renault, los trayectos se convertirán en auténticas experiencias multisensoriales y personalizadas, con una cabina capaz de reconfigurarse en función del modo de conducción, y un vehículo integrado en el ecosistema del conductor y los pasajeros.

Según Gaspar Gascon Abellan, director de Ingeniería del Grupo Renault, ”Es imposible imaginar el futuro de la movilidad personal sin haber montado en SYMBIOZ Demo car. Nuestros equipos de desarrollo, que aúnan ingeniería, diseño y producto, han sobrepasado los límites del tiempo. Este vehículo autónomo, eléctrico y conectado nos traslada directamente al próximo decenio para vivir una experiencia inédita y descubrir una nueva forma de viajar. SYMBIOZ Demo car es un prototipo funcional, concebido desde el principio para cuestionar los antiguos paradigmas de la movilidad. Estamos encantados e impacientes por presentar esta visión y permitir que se compruebe el futuro de Renault.”

Como era de esperar este prototipo cuenta con un sistema de conducción autónoma nivel 4 que describimos a continuación:

Conducción autónoma avanzada de nivel 4

Existen cinco niveles de conducción autónoma, desde la utilización de sistemas básicos de ayuda a la conducción, como el regulador de velocidad, hasta la delegación total de la conducción en todos los tipos de carretera. SYMBIOZ Demo car posee una capacidad de conducción autónoma de nivel 4, también llamada mind off. Este nivel libera al conductor de todas las tareas de conducción durante las fases de delegación en el sistema autónomo. Ya no es necesario mantener la atención, aunque sea mínima, independientemente de la situación.
El vehículo es capaz de protegerse a sí mismo en caso de que se produzca un incidente excepcional en su entorno.
En las vías autorizadas (autopistas o vías rápidas de dos carriles y mediana central), un vehículo autónomo de nivel 4 es capaz de gestionar la distancia con el vehículo que lo precede, mantenerse en su carril incluso en las curvas, cambiar de carril (para adelantar, por ejemplo) y desplazarse en los atascos.

Tres modos de conducción y tres experiencias de vida a bordo

A través del sistema Renault MULTI-SENSE 3.0, evolución del MULTI-SENSE actual, SYMBIOZ Demo car ofrece tres modos de conducción:

  • El modo Classic es el modo de referencia, con el que los viajeros se sienten «como en casa» y en armonía con el vehículo. El conductor disfruta de una posición de conducción convencional con un vehículo en modo confort.
  • El modo Dynamic se presenta como un auténtico impulsor de sensaciones. La conducción es más activa gracias a un asiento del conductor cuyos apoyos laterales se estrechan para dar la impresión de estar sentado en un asiento deportivo. Al mismo tiempo, los ajustes de respuesta y de sonoridad del motor, de la dirección y del chasis buscan el dinamismo.
  • El modo AD (Autonomous Driving) optimiza el espacio disponible ante el conductor para permitirle dedicarse a nuevas actividades. Cuando se selecciona este modo, el volante y el cuadro de instrumentos con su pantalla única en forma de L (L-Shape) retroceden 12 cm de manera automática.

La selección del modo de conducción se realiza presionando en el centro del volante sobre el logotipo de Renault, iluminado como un holograma.

Una vez en modo AD, tres experiencias de vida a bordo estarán disponibles para que el conductor pueda disfrutar del tiempo como desee.

  • La configuración Alone@Home añade el espacio liberado por el retroceso del volante y el cuadro de instrumentos al espacio ya disponible a los pies del conductor. La plataforma del vehículo, optimizada para la conducción autónoma y la motorización eléctrica, permite prescindir por completo de la consola central y el túnel de transmisión. Por otro lado, el conductor cuenta con más espacio a su alrededor para dedicarse a actividades personales.
  • La configuración Relax hace posible que el conductor se relaje y descanse gracias al cambio de su asiento a la posición «gravedad cero». Además, gracias a un casco especial desarrollado por Ubisoft, puede disfrutar de una experiencia de realidad virtual que simula paisajes y ambientes exteriores específicos.
  • La configuración Lounge permite al conductor acercarse a la persona que viaja a su lado. Para ello, los reposabrazos descienden automáticamente y cada asiento gira 10° hacia el otro asiento.