El SEAT 1430 celebra el 50º aniversario

El SEAT 1430 salió al mercado en 1969, por lo que este año es su 50 aniversario. Fue un derivado del 124, un modelo único que se puede considerar como la berlina española más completa de la época. El 1430 se puede reconocer fácilmente por sus dobles faros delanteros —el 124 siempre tuvo un solo faro— y sus pilotos traseros más grandes. Bajo el capó se encontraba un motor de 1.438 cc que desarrollaba 70 CV, (10 CV más que el 124 estándar de 1,2 litros).

Si bien el diseño del 1430 era muy similar al 124 estándar, las simples modificaciones de las luces y un motor más grande y más potente fueron suficientes para convertirlo en un automóvil diferente y más exclusivo. El SEAT 1430 se produjo hasta 1976, cuando se lanzó un modelo evolucionado del 124 llamado “Pamplona”, que heredó la gama completa de motores del 1430. Se construyeron más de 255.000 ejemplares, con el motor del 1430 estándar, así como en las versiones de doble cámara 1.6 y 1.8, conocidas como FU, —letras de identificación del número de chasis—.

El SEAT 1430 también consiguió varios triunfos en la historia del deporte de motor. Las versiones más potentes cosecharon increíbles éxitos en los rallyes, donde destaca la victoria en cuatro campeonatos nacionales a mediados de los ‘70, una época dorada para SEAT Competición, la división de competición del fabricante español en ese momento.

La importancia del 1430 para la marca no termina ahí. Su motor se utilizó en la Fórmula 1430, la primera competición de monoplazas española, creadaa principios de los años ‘70. La Fórmula 1430 fue el campo de entrenamiento para toda una nueva generación de pilotos españoles, al mismo tiempo que se creaban unas condiciones prósperas para la aparición de diferentes constructores nacionales de chasis.