Rolls Royce Cullinan o el SUV más caro del mundo

SUV (Sport Utility Vehicle, en español, Vehículo Deportivo Utilitario), es un acrónimo utilizado desde los años 90 para definir a los automóviles que con aspecto de todoterreno se utilizan sobre todo con fines urbanos y de desplazamiento en carretera convencional.

Este segmento es el que ha experimentado mayor crecimiento en los últimos años. Factores como la seguridad, capacidad familiar y comodidad de acceso y confort en la conducción por su formato elevado han convencido a millones de usuarios que nunca hubieran adquirido un todoterreno ‘’puro’’ al no precisar sus capacidades 4×4 en terrenos fuera de pista.

Prueba de que los SUV aumentan la cuota de mercado en todos los segmentos es el anunciado lanzamiento del Rolls-Royce Cullinan 2019. Cullinan es el diamante más grande jamás encontrado, hace más de un siglo y forma parte actualmente de las joyas de la corona británica. El Cullinan toma la misma fórmula sobre la que Range Rover fue pionera hace décadas. Tiene en común con sus hermanos Royce el nivel de precios (se anuncia por encima de los 250.000 Euros), en el resto es un vehículo totalmente nuevo.

Para acceder al video hacer click en la imagen

 

El posicionamiento del Culligan se encuentra en club exclusivo de los SUV de lujo, como el Bentley Bentayga W12 o el flamante Range Rover SV Coupé presentado en el pasado salón de Ginebra.
En cuanto a potencia el Bentayga es superior con 600 caballos de fuerza. El Cullinan ocupa el segundo lugar con 567 cv. El Range Rover SV Coupe tiene ‘’solo’’ ocho cilindros que producen 557 cv.

En cuanto a los precios el nuevo SUV de Rolls Royce, como era de esperar, ganará la carrera: si comparamos en dólares (el principal mercado para este tipo de vehículos sigue siendo el americano) Bentley tiene un precio inicial de $229,100, el Range Rover SV Coupe de $ 295,000 y el Rolls Royce Cullinan en sus versiones básicas se podrá conseguir apartir de $325,000. Evidentemente estos precios son los iniciales pero pueden incrementarse muchísimo gracias a los innumerables extras y opciones de presentación.

Todo lo que se pueda ver en el Culligan será exclusivo. Por ejemplo, el SUV más caro del mundo contará con faros de luces láser que en conducción nocturna ofrecen un alcance de hasta 600 metros. Su consumo es coherente con las prestaciones de su motor:  15 l/100 km.
El interior es similar en su diseño al de su hermano Phantom 8, con formas simples y austeras, sin embargo cuenta con detalles que delatan su noble estirpe, como que el propio coche que baja 40 mm cada vez que detecta que sus usuarios quieren subirse a él.