Nueva plataforma Samsung DRVLINE para la conducción autónoma

DRVLINE es la nueva plataforma Samsung en el ámbito de la conducción autónoma. Como ya hemos apuntado en este espacio informativo, las industrias de automoción y electrónica se complementan en el futuro de la conducción autónoma, hasta el punto que el mayor fabricante de dispositivos móviles del mundo, Samsung, considera prioritaria la investigación, desarrollo y colaboración con el mundo de la movilidad en carretera.


“Los coches del mañana cambiarán el modo en el que los manejamos y transformarán las calles y nuestra sociedad. Proporcionarán movilidad a todo aquel que lo necesite, harán más seguras las carreteras y revolucionarán las comunidades,” declaró Young Sohn, presidente y Chief Strategy Officer de Samsung Electronics, y presidente de la junta directiva de HARMAN. “Confeccionar una plataforma autónoma requiere la colaboración de toda la industria. Una sola compañía no puede desarrollar esta enorme oportunidad por sí misma, es un reto muy grande y complejo. A través de la plataforma DRVLINE invitamos a los mejores de la industria a que se unan a nosotros para empezar dar forma al coche del futuro desde hoy mismo.”

El anuncio de Samsung en el CES 2018 se produce un año después de la primicia histórica de la compañía que incluía el acuerdo de adquisición de HARMAN por 8.000 millones de dólares junto con la creación de una unidad de negocio conjunta en la industria automovilística, el establecimiento por 300 millones de dólares de Samsung Automotive Innovation Fund y además una serie de inversiones y acuerdos diseñados para colaborar en el sector de la automoción.

“Mientras se conduce el cerebro humano está constantemente realizando cálculos increíblemente complejos”, declaró John Absmeier, vicepresidente senior de la unidad de negocio Autónomo/ADAS de HARMAN y vicepresidente de Smart Machines para Samsung Electronics. “¿Cuán lejos está ese poste de luz? ¿Va a cruzar ese peatón? ¿Cuánto queda para que el semáforo se ponga en rojo? La industria ha hecho avances increíbles en la automatización, sin embargo la capacidad de computación del automóvil todavía está muy lejos de aproximarse a la potencia del cerebro humano. La plataforma DRVLINE, con su capacidad computacional abierta y de alto nivel, es el primer paso importante para construir un ecosistema que soporte el auto pilotaje total”.
Como parte de su estrategia en innovación abierta y colaboración, la compañía ha desarrollado un robusto ecosistema de partners en la industria entre los que se incluyen:

  • Software: TTTech, AImotive, Hella Aglaia, Renovo Auto
  • Computación: Graphcore, ThinCi, Infineon
  • Comunicaciones: Autotalks, Valens
  • Sensores: Quanergy, Tetravue, Oculii, Innoviz