Neumáticos en verano

La temperatura del asfalto afecta a los neumáticos.  En gran parte de la geografía española, cuando el calor aprieta, como estos días en la primera semana de verano, los neumáticos ruedan sobre el asfalto recalentado a una temperatura hasta 10 grados superior a la del medio ambiente. Ahora es el momento de revisar el correcto estado de los neumáticos ya que durante los desplazamientos en verano sufren más que en otras épocas del año.

Destacamos aquí consejos prácticos a tener en cuenta para evitar problemas de seguridad durante los días más calurosos del año ofrecidos por RODI,  proveedor de servicios de mantenimiento y reparación de vehículos.

  • REVISA LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS
    Circular con un neumático a baja presión en esta época aumenta las probabilidades de sufrir un reventón del neumático por sobrecalentamiento, acorta su vida hasta un 15 %, reduce su respuesta al frenado e incluso incrementa el consumo de combustible.
    Por eso es tan importante revisar la presión de tus neumáticos, sobre todo si viajas cargado. Si este es el caso, recuerda que es aconsejable aumentar la presión de 1 a 3 bares, siempre según lo que indica el fabricante.
  • REPASA EL ESTADO DE LOS NEUMÁTICOS
    Si ya es importante conocer en qué estado se encuentran tus neumáticos normalmente, todavía lo es más en verano. Revisa la profundidad del dibujo y asegúrate de que no existen desgastes irregulares.
  • LA CLAVE ESTÁ EN LA CONDUCCIÓN
    El asfalto es una auténtica prueba de fuego para nuestros neumáticos, ¡y nunca mejor dicho! Las altas temperaturas provocan que esté mucho más caliente y que, como resultado, la goma sufra y se desgaste más. La suavidad con la que conduzcas, o no, puede ser un factor decisivo a la hora de mantener tus neumáticos en mejor o peor estado.
  • LA RUEDA DE REPUESTO
    A veces, por falta de necesidad, nos olvidamos de la rueda de repuesto. Pero lo cierto es que esta pieza es casi tan importante como los neumáticos que están montados, ya que puede salvarnos en caso de que pinchemos o reventemos una de las ruedas. Es importante que no olvides realizar un mantenimiento de la rueda de repuesto para que esté a punto cuando le toque hacer su trabajo.