Mayores al volante: conducir en los 70 y

Las personas mayores al volante no son un peligro si se encuentran física y mentalmente en forma, según se demostró en las conclusiones de una jornada organizada por la Fundación Abertis el pasado mes de Julio en Madrid bajo el lema “Conducir a los 70 y a los 80”.

En el evento han participado expertos en tráfico, médicos, responsables de la Dirección General de Tráfico, representantes de centros de reconocimiento médico y de asociaciones de víctimas de accidentes. Con este acto se ha pretendido defender  ante la administración la mejora de la conducción por parte de los mayores al volante, en concreto en el ámbito de la vigilancia y el refuerzo de las capacidades psicofísicas.

Las posturas de los expertos coinciden en que no debe limitarse la edad en el permiso de conducir ordinario, pues disponer de un vehículo puede resultar muy útil para la movilidad e integración de las personas mayores.

Citamos a continuación algunas de las opiniones de los expertos  que participaron en el evento:

  • Rosa Ramírez, Subdirectora General de Análisis y Vigilancia Estadística de la Dirección General de Tráfico, ha señalado que a partir de los 75 años las víctimas mortales en accidentes de tráfico son principalmente peatones y no conductores, y que a mayor edad se registra una menor pérdida de puntos: “la asunción de conductas de riesgo, como la velocidad o el consumo de alcohol o drogas es superior entre la gente joven”.
  • Paco Canes, presidente de la Asociación DIA de Víctimas de Accidentes, también ha defendido “que no se debe estigmatizar a las personas mayores”.
  • Luis Montoro, presidente de FESVIAL, ha asegurado que la accidentalidad de los mayores se está incrementando en los últimos años, por lo que ha reclamado tomar decisiones y realizar actuaciones al respecto. Sin embargo, se ha mostrado de acuerdo en no limitar la edad máxima siempre que las condiciones psicofísicas lo permitan, recordando que “la Organización Mundial de la Salud también aconseja no apartar a los mayores de la conducción si no hay razones que lo justifiquen”.

Más inspecciones

Los expertos en la jornada han considerado también importante que las capacidades psicofísicas  de los mayores al volante sean idóneas para poder conducir adecuadamente. En esta postura argumenta Luis Montoro que “es excesivo que las revisiones del carné se hagan cada cinco años a una edad avanzada cuando a los vehículos se les exige una vez al año al poco tiempo de salir de la fábrica”. Desde los centros de reconocimiento es desde dónde más peticiones se hacen a la Administración, demandando que se hagan más inspecciones para que los test a los conductores sean de calidad, y se informe correctamente a los mayores sobre las condiciones que deben reunir para circular.

Como parte de las peticiones de mejora en la red viaria, Jacobo Díaz, director general de la Asociación Española de Carretera, ha propuesto mejorar las condiciones de iluminación y señalización de las carreteras, sobretodo las convencionales, que es por donde más circulan los mayores.