Matricular un coche extranjero en España

Matricular un coche comprado en el extranjero es la condición necesaria para que un residente en España, según recoge el reglamento de circulación pueda circular con su vehículo legalmente.


La  web Transferencias Imposibles,  nos informa cómo matricular un  coche extranjero en España:

  1. Pasar la ITV
    En primer lugar hay que acercarse a la ITV para que comprueben que todo está en orden. Si se trata de un vehículo europeo, normalmente todo irá bien, ya que la normativa es prácticamente la misma. La cosa cambia si se trata de un coche inglés, por ejemplo, al que se tendrá que cambiar el volante de lado. O si es norteamericano, en cuyo caso seguramente se tenga que cambiar las luces. Cualquier ajuste se indicará para que se hagan los cambios que sean necesarios, y una vez que todo esté en condiciones, hay que pasar la inspección técnica.
  2. Documentación
    Este es el paso más complejo y engorroso de todos, porque el proceso puede ser largo. El propietario necesita reunir documentación y solicitar permisos y justificantes de pago. También debe disponer de  la documentación original e incluso una traducción de la factura.
  3. Pago de impuestos
    Al matricular en España el coche, se tienen que pagar los impuestos correspondientes para realizar la operación. Como es evidente es preciso pagar el impuesto de matriculación, aunque también hay el IVA si se trata de un coche nuevo, o el de transmisiones si es de segunda mano o de aduanas cuando el coche proceda de un país fuera de la UE.
  4. Registrar el coche en el ayuntamiento
    El registro se realizará en el lugar de la vivienda habitual del propietario para pagar el impuesto de matriculación.

Es una buena idea considerar el coste de todos estos trámites antes de comprar el coche en el extranjero. En algunas ocasiones la ventaja en el precio de venta no compensa cuando sumamos los costes de gestión de una gestoria y los impuestos ya citados, que en el caso de una compra de vehículo nacional ya están incluidos en el precio final.