Los coches autónomos en la UE

Según informa el canal informativo del Parlamento Europeo, los coches autónomos entrarán en el mercado a partir de 2020.  Gracias al reciente desarrollo de las tecnologías digitales, como la robótica, la inteligencia artificial y los ordenadores de alto rendimiento, los vehículos autónomos con los que una vez fantaseamos en películas y libros están a punto de convertirse en realidad.

¿Cómo pueden beneficiar a los ciudadanos los coches sin conductor?

El error humano está involucrado en aproximadamente el 95% de todos los accidentes de tránsito en las carreteras de la UE en los que miles de personas pierden la vida cada año. Los coches o camiones sin conductor pueden reducir estos datos y mejorar la seguridad en las carreteras. Las tecnologías digitales también ayudarían a reducir la congestión del tráfico, así como las emisiones de gases de efecto invernadero y contaminantes del aire. Además, aumentaría el acceso a la movilidad al, por ejemplo, abrir el transporte por carretera a las personas mayores y las personas con movilidad reducida o con discapacidad.

Se espera que el mercado de los coches autónomos crezca de manera exponencial y que genere nuevos puestos de trabajo. Además, los beneficios para la industria europea del automóvil en 2025 serán de 620.000 millones de euros y de 180.000 millones para el sector de la electrónica.

Niveles de automatización

Los automóviles autónomos están equipados con sensores, cámaras integradas, ordenadores, GPS de alta precisión, receptores por satélites y radares de corto alcance que realizan todas o parte de las tareas de conducción.

Los vehículos que asisten a los conductores (niveles 1 y 2 de automatización) ya están en el mercado europeo. Los vehículos autónomos (niveles 3 y 4) están en periodo de prueba actualmente y deberían entrar en el mercado entre 2020 y 2030, mientras que los vehículos completamente autónomos (nivel 5) llegarán a partir de 2030. Se espera que todos los vehículos nuevos estén conectados para 2022.