La etiqueta medioambiental ya es imprescindible.

La etiqueta medioambiental del vehículo es cada vez más necesaria. Para obtener información sobre esta identificación se puede consultar la página web de la DGT  sobre el distintivo ambiental  e introducir  en la casilla correspondiente la matrícula del coche.

La DGT ha enviado a los propietarios de unos 16 millones de automóviles este distintivo que distingue a los automóviles más respetuosos con el medio ambiente. Esta etiqueta permitirá circular en situaciones de alta contaminación -en función de la etiqueta y grado de polución- ante posibles restricciones del tráfico rodado. Los vehículos más contaminantes no tienen derecho a etiqueta y cualquier episodio de contaminación los dejará fuera de circulación.

Tipos de etiqueta ambiental

Son cuatro los distintivos ambientales creados en función del impacto medioambiental de los vehículos y los mismos, clasificarán y graduarán el 50% del parque más eficiente.

Esta categorización tiene su origen en el Plan nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera 2013-2016 (Plan Aire) en el que se afirma que tanto las partículas como el dióxido de nitrógeno tienen en el tráfico rodado la principal fuente de emisión en las grandes ciudades y propone la clasificación de los vehículos en función de los niveles de contaminación que emiten.

La clasificación del parque tiene como objetivo discriminar positivamente a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente y ser un instrumento eficaz al servicio de las políticas municipales, tanto restrictivas de tráfico en episodios de alta contaminación, como de promoción de nuevas tecnologías a través de beneficios fiscales o relativos a la movilidad y el medio ambiente.

La colocación del distintivo es voluntaria. Sin embargo, y dado que facilita la rápida identificación de los vehículos menos contaminantes, le recomendamos que lo adhiera en el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero, si se dispone de él, o en su defecto, en cualquier sitio visible del vehículo.

Los vehículos que se matriculen desde la implantación de cada uno de los distintivos ambientales, recibirán su distintivo junto con el permiso de circulación, en el momento que se matriculen. En el caso de los vehículos ya matriculados, la DGT con la colaboración de Correos, hará llegar a los titulares de vehículos el distintivos ambientales que le corresponda.