Importantes cambios en la ITV

La  normativa actual de la ITV (Inspección Técnica de Vehículos)  ha sido modificada por el  Consejo de Ministros que  ha aprobado un Real Decreto (RD) por el que se flexibilizan algunos aspectos, en aplicación de la normativa europea.

El texto establece los requisitos que deben satisfacer las estaciones ITV en cuanto a personal, formación, instalaciones, equipos y procedimientos de inspección destinados a garantizar la calidad con el fin de contribuir a la mejora de la seguridad vial y la protección del medio ambiente.

Entre las novedades incorporadas al RD se obliga por primera vez a las estaciones a disponer de herramientas de lectura de diagnóstico que se conectan con los ordenadores de a bordo de los vehículos, un primer paso hacia la inspección de los sistemas de seguridad electrónicos y la mejora del control de emisiones.

Por otro, establece la obligatoriedad de acreditación de las ITV como entidad de inspección atendiendo a la norma internacional UNE EN/ISO 17020.

La norma también actualiza los requisitos de cualificación del personal e incorpora la formación a distancia. Para los inspectores se exige por primera vez la titulación de Técnico Superior de Automoción, como nivel mínimo.

Cambios para los usuarios

  • Libre elección de estación ITV cuando el resultado sea desfavorable o negativo. Hasta ahora era obligatorio presentarse para la nueva inspección en la misma estación.
  • Nuevo sistema para determinar la fecha obligatoria para la próxima inspección periódica. A partir de ahora, si el vehículo pasa la inspección por adelantado no se modificará la fecha prevista para la siguiente, siempre que este adelanto no supere el mes.
  • Se favorecerá el intercambio de información electrónica entre estaciones y Administración Pública para fomentar la mejor supervisión de las actuaciones de la inspección.
  • Reconocimiento del certificado de la inspección técnica periódica emitido por otros Estados miembros de la CEE, cuando se produzca un cambio de titularidad de los vehículos; es decir, cuando el usuario lo haya comprado en el extranjero y lo matricule en España.