Faconauto prevé un estancamiento en la venta de coches para 2019

Faconauto augura un año 2019 difícil para la venta de coches en nuestro país, según ha indicado su presidente, Gerardo Pérez, en el transcurso de un encuentro con la prensa, considera que la posibilidad de que haya cambios normativos o de fiscalidad que afecten al sector, junto a la merma en la confianza de los consumidores, impactarán directamente en el mercado del automóvil, que se estancaría o incluso caería durante el próximo ejercicio.

Según la previsión de venta de coches para 2019 de esta patronal, la cifra se quedaría en 1,3 millones de unidades, la misma que el año que ahora acaba. Ahora bien, por canales de venta, el de particulares caería un 6%, mientras que el de empresas crecería solo un 4% y el “rent a car” no variaría. Al respecto, la patronal considera que técnicamente el mercado estará en retroceso el año que viene y que éste puede ser más profundo en función de la evolución que tenga la economía, el empleo, el consumo o el contexto político.

El presidente de la patronal ha hecho referencia concretamente a la influencia que, a corto plazo, puede tener la futura legislación Cambio Climático y Transición Energética en las ventas, así como el incremento de la fiscalidad al diésel o las restricciones al tráfico que están poniendo algunas ciudades. Además, ha recordado que los años electorales, como será 2019, suelen retraer también el comportamiento de los compradores, que tienen más dudas a la hora de adquirir un vehículo.

“Faconauto comparte los objetivos del Gobierno por un parque de automóviles más limpio, y está en línea con nuestra agenda para el futuro del sector. No obstante, la renovación del parque y sus plazos deberían tener en cuenta la realidad del mercado, las necesidades del ciudadano y las alternativas disponibles para aportar certidumbre y confianza. Algunas medidas, tomadas sin contar con el consenso del sector, han contribuido ya a discriminar unas tecnologías frente a otras, sin una planificación previa. Este clima negativo que está afectando ya a las ventas. Más que nunca, en este momento, creemos que el rol de los concesionarios es crucial para permitir que la demanda se encuentre con la oferta”, ha dicho Gerardo Pérez.