EZ-GO: el taxi autónomo del futuro según Renault

EZ-GO es el nuevo concept car de Renault que parece inspirado en los automóviles voladores de la película de ciencia ficción Blade Runner. En su presentación en la inauguración del Salón del Automóvil de Ginebra 2018, el fabricante francés, presentó esta atrevida propuesta en automóvil 100% eléctrico.

EL EZ-GO está diseñado para la movilidad urbana, particularmente para los servicios de transporte bajo demanda por medio de una aplicación (UBER, Cabify, etc.); no está orientado a los clientes tradicionales que buscan un vehículo familiar. El prototipo mide 5,20 metros de alto, 2,20 metro de ancho y pesa 1700 Kg., 300 de ellos de la batería.

CLICK en la imagen para visualizar el video

La nueva propuesta en materia de coche eléctrico-autónomo de Renault está equipada con una serie de sensores del tipo LIDAR, cámaras panorámicas y control por ultrasonidos que podrán facilitar la conducción autónoma de nivel 4, lo que significa que es capaz de gestionar la distancia con respecto al vehículo que tiene delante, de permanecer en su carril, de cambiar de carril y de girar solo en una intersección, permitiendo que el conductor ceda sus funciones de conducción en muchos escenarios de conducción cotidiana.

El futuro ”taxi” de Renault puede transportar hasta 6 pasajeros, con la particularidad de que el coche tiene su entrada en la parte frontal del auto. Entre otras novedades cuenta con la capacidad de informar a los demás conductores y transeúntes cuando está siendo operado en modo autónomo, es decir, por medio de un código de luces, el coche muestra el tipo de conducción en cada instante, y además añade alertas sonoras para peatones y ciclistas. Para aumentar la seguridad limita su velocidad a 50 km/h, cuenta con ruedas directrices, su apertura frontal evita pisar la calzada para subir a bordo, e indica mediante luces que se proyectan al suelo dónde se va a situar la plataforma de acceso. La usabilidad del coche se complementa con una rampa ligeramente inclinada para facilitar el acceso a carritos de bebé o para las personas en silla de ruedas o con muletas.