Conducir con lluvia durante una tormenta de verano

El portal Trendydrivers del conocido fabricante de neumáticos Michelin publica en su blog útiles consejos para conducir con lluvia bajo los efectos de una tormenta de verano.

Aunque sin duda lo más seguro es evitar viajar en automóvil cuando la previsión metereológica indica posibles tormentas durante el recorrido, a veces es inevitable, y en ese caso debemos estar muy atentos:

  1. Mantener la calma para tomar las decisiones adecuadas. Además hay que tener en cuenta que este tipo de tormentas normalmente no duran demasiado tiempo. Aparcar en una área de servicio para tomar un café y dejar pasar la tormenta es una buena opción.
  2. Encender  los faros para que los demás vehiculos puedan vernos mejor.
  3. Bajar la velocidad incluso con las primeras gotas de lluvia ya que son las más peligrosas. Las primeras gotas de agua se mezclan con el polvo y la suciedad del asfalto y disminuyen la adherencia de los neumáticos, de ahí que reducir la velocidad sea tan importante para no derrapar.
  4. Es recomendable desactivar  el control de velocidad automático para conducir con lluvia ya que puede ser necesario frenar constantemente, por lo que es mejor no usarlo.
  5. Si además de lluvia también está cayendo granizo, la recomendación es conducir por las huellas que ha dejado el coche que circula delante del nuestro.
  6. Tener mucho cuidado con posibles delizamientos en caso de que la llubvia acumule agua en la carretera.  Si nos encontramos en esa situación no frenar en ninguna circunstancia, ya que podria incrementar la pérdida de control del coche, es mejor dejar de acelerar suavemente y mantener bien firme el volante hasta que desaparezca la sensación de pérdida de agarre por culpa de un exceso de agua.
  7.  Tener en cuenta que con la carretera mojada, la distancia de frenado es mayor, por eso, lo mejor es mantener una distancia prudencial respecto al siguiente vehículo  y así evitar una colisión en caso de frenado.
  8. Si la lluvia cae con mucha fuerza, es posible que los limpiaparabrisas pierdan algo de efectividad y no se vea bien la carretera. En este caso lo mejor es salir del carril y colocarse a un lado con las luces de emergencia encendidas.
  9. Por último, antes de emprender el  viaje, lo mejor es revisar la previsión metereológica y el estado de las carreteras.