Automobile Barcelona cumple 100 años

Automobile Barcelona, el Salón Internacional del Automóvil organizado por Fira de Barcelona, celebrará una edición histórica con motivo de su centenario. El certamen mostrará a los visitantes las novedades de 45 marcas automovilísticas y les ofrecerá la posibilidad de trasladarse en el tiempo para viajar al futuro y al pasado de la automoción para conocer las tecnologías que cambiarán los vehículos y la movilidad como coches autónomos o capaces de volar y recordar los últimos 100 años de Salón a través de exposiciones y espectáculos inmersivos.

El presidente del salón, Enrique Lacalle, ha asegurado que “celebrar 100 años de historia es algo al alcance de muy pocos. El Salón del Automóvil de Barcelona, hoy con el nombre de Automobile Barcelona, para celebrar su centenario ha preparado un programa de actividades espectacular”. Lacalle ha añadido: “somos la historia de un milagro. Un salón que ha sobrevivido a dos Guerras y a la mayor crisis económica y que sigue ahí, vivo, fuerte, actual; ha sabido innovar, ha buscado referentes internacionales y ha convertido a Barcelona y al renovado Automobile en un referente mundial de las últimas tecnologías del vehículo conectado, sin olvidar nunca lo que somos, un salón del automóvil. Todo ello hace que en el centenario crezcamos un 50% en marcas y en espacio. En definitiva, el centenario reúne a todos los grupos de la automoción por primera vez en muchos años”. Por último, el presidente del salón, Enrique Lacalle, ha mostrado su “profundo agradecimiento a su majestad el rey, don Felipe VIi y a la Casa Real por presidir el próximo día 10 todos los actos de inauguración del centenario, por haber apoyado tradicionalmente al salón como se demuestra con la presidencia de los actos de inauguración del centenario”.

Automobile Barcelona –que se celebrará en el emblemático recinto de Montjuïc del 11 al 19 de mayo– ocupará 150.000 m2 y se estructurará en tres grandes ejes: Motorshow dedicado a las novedades de las 45 marcas participantes y a las novedades tecnológicas que están transformando los vehículos –conectividad, inteligencia artificial, electrificación, internet de las cosas, etc. – y la movilidad; un segundo, la Connected Street, donde los visitantes podrán experimentar y vivir tecnologías como la conducción autónoma o descubrir vehículos como el PAL-V capaz de convertirse en helicóptero según las necesidades del piloto; y un tercero que bajo el nombre Road to100 reunirá un programa especial de actividades centradas en los 100 años de historia del certamen, incluyendo un espectáculo inmersivo inédito y una exposición de coches del último siglo.

Gran escaparate internacional

Automobile Barcelona será de nuevo un gran escaparate internacional donde las principales marcas presentarán sus últimas novedades. El salón, el único de España con el reconocimiento internacional de la OICA (Organisation Internationale des Constructeurs d’Automobiles), contará con la histórica cifra de 45 marcas expositoras –un 50% de crecimiento– que presentarán un total de 42 primicias (ver listado anexo).

El salón contará con Abarth, Alfa Romeo, Aston Martin, Audi, Bentley, BMW, Citroën, Cupra, Dacia, DR Automobiles, EasyMile, Ferrari, Fiat, Fiat Profesional, Ford, Hispano Suiza, Honda, Hyundai, Jaguar, Jeep, Kia, Lamborghini, Land Rover, Lexus, Lotus, Maserati, Mazda, Mercedes Benz, Mercedes Benz Vans, Mini, Mitsubishi, Nissan, Pal-V, Piaggio Commercial Vehicle, Porsche, Renault, Seat, Skoda, Smart, Subaru, Suzuki, Tesla, Toyota, Volkswagen y Volvo. Entre los 130 expositores presentes figuran otras empresas relacionadas con la industria como Repsol, Iberdrola, RACC, Servei Català de Trànsit y Circutor.

Un futuro conectado

Automobile Barcelona abordará de nuevo el futuro de la movilidad y su estrecha relación con la tecnología como eje transformador del sector. Conceptos como conducción autónoma, coche conectado o internet de las cosas están cambiando ya la industria automovilística y la relación de los usuarios con los vehículos. Los visitantes podrán vivir en primera persona la experiencia de viajar a bordo de un vehículo sin conductor ni volante, descubrir plataformas de conectividad que permiten estar permanentemente conectados, o incluso ver un vehículo volador, el PAL-V Liberty, durante el primer fin de semana.